Emilio el moro
Emilio el moro
Emilio el moro

   Con sus graciosas parodias este gran artista ha logrado colocar su nombre en la cabecera de los grandes artistas, siendo sus actuaciones éxitos rotundos.

 

   Original

Diccionario moruno

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro") y Ventura

 

 

 ¿Qué es un dentista?

 

— Es el señor que come con los dientes de los demás.

 

¿Y un turista?

 

— Un vagabundo con dinero.

 

¿Y qué es un vagabundo?

 

— Pues un turista sin parné.

 

¿Qué es un smoking?

 

— Es el pijama que se ponen los señores ricos para ir a dormir a la Opera.

 

¿Qué es la Opera?

 

— Una exposición de alhajas, joyas y otras zarandajas que se ponen las señoras, que son las únicas que no se duermen.

 

¿Qué es un futbolista?

 

 — Un millonario con pantalones cortos.

 

¿Qué es una babosa?

 

 — Es un caracol deshauciado de la casa.

 

¿Qué es un señor formal?

 

— Es una persona que, por ejemplo, nos cita a las cinco menos cuarto, para ir al cine, y se enfada si llegamos con 10 minutos de retraso.

 

¿Y un acomodador?

 

— Es lo contrario, el que se alegra de que lleguemos al cine con diez minutos de retraso.

 

¿Qué es una utopía?

 

— Es difícil de explicar, es algo así como un sueño irrealizable, una visión del paraíso, es algo imposible de comprender, es... es... es... "una suegra cariñosa".

 

¿Qué es una mina de carbón?

 

— Es el trailer del infierno.

 

¿Qué es un trampero?

 

— Pues un cazador que pone diariamente lazos y trampas, y sale diariamente a cobrarlas.

 

Perdone, he dicho UN TRAMPERO, no un DITERO.

 

¿Qué es un concierto?

 

— Pues una reunión de señores, tocando todos a la vez, y un maestro que, subido en una tarima, tiene una palmeta en la mano para amenazar al que no toque.

 

¿Por qué tocan todos a la vez?

 

— Para despertar a otra reunión de personas que están durmiendo en la sala.

 

¿Y los despiertan?

 

— Sí, pero sólo cuando dejan de tocar, y entonces los despertados tocan mucho las palmas para que no se duerman los de la orquesta, que han quedado derrengados.

 

¿Cómo murieron los de la orquesta que iban tocando en el barco que se hundió de pronto?

 

— Murieron con las notas puestas.

 

¿Qué es un taxi?

 

— Eso que vemos con abundancia cuando no lo necesitamos y que luego se pierde, cuando tenemos que ir a la estación con el tiempo justo.

 

¿Qué es la RENFE?

 

— Lo que dicen sus iniciales. RE significa retraso, la N, como todos sabemos, Nacional, y la FE, que es fetén.

 Parodia

Usurero

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

(Fandango)

 

No vendas más tu conciencia

y reparte ese dinero

no vendas más tu conciencia.

 

Deja de ser usurero

que te vas a "quear" más tiezo

que el bastón de Baldomero.

 

 

   Parodia

Lo vi pasar

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

(Fandango)

 

Que tenía mucho dinero

y la miseria se lo comía,

que tenía mucho dinero.

 

La gente lo maldecía,

y en una caja de pino

lo vi pasar el otro día.

 

 

   Parodia

Fandangos

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

Lo que vi esta mañana

me va a quitar el sentío,

lo que vi esta mañana.

Un caracol en el río

enamorando a una rana

casi borracho perdío.

 

Qué desgracia fue la mía

el día que te conocí,

qué desgracia fue la mía.

Pa despedirte de mí

te subiste en un tranvía

y todavía te estoy esperando.

 

 

   Original

La cama de piedra

(Cuco Sánchez

 

De piedra ha de ser la cama

 de piedra la cabecera,

 la mujer que a mi me quiera

 me ha de querer de ha de veras.

 Ay, ay, corazón porqué no amas.

 

 Subí a la sala del crimen

 le pregunte al presidente,

 que si es delito quererte

 que me sentencien a muerte.

 Ay, ay, corazón porqué no amas.

 

 El día en que a mi me maten

 que sea de cinco balazos

 y esté cerquita de ti

 para morirme en tus brazos

 Ay, ay, corazón porqué no amas.

 

 Por caja quiero un zarape,

 por cruz mis dobles cananas

 y escriban sobre mi tumba

 mi ultimo adiós con mil balas

 Ay, ay, corazón porqué no amas.

 

 

   Parodia

La cama de piedra

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

De paja ha de ser la cama,

de pencas la cabecera

y las mesitas de noche

de dos cajones de vela.

Ay, ay, corazón por qué no amas.

 

Tú no me haces la cama

ni sacudes las esteras,

te voy a mandra de un revés

más allá de la frontera.

Ay, ay, corazón a ver si te largas.

 

El día que a ti te maten

que sea de treinta guantazos,

y yo cerquita de ti

pa sujetarte los brazos.

Ay, ay, corazón cómo me amas.

 

De comer quieres potaje,

de postre dobles bananas

y vivir lejos de mí

en Cordobita la llana.

Ay, ay corazón y esto se acaba.

 

 

   Original

Los peces en el río "Aires navideños Jerezanos"

(Manolo Escobar

 

La Virgen se está peinando

 entre cortina y cortina.

 Los cabellos son de oro,

 el peine de plata fina.

 

 Pero mira como beben

 los peces en el río,

 pero mira como beben

 por ver a Dios nacío.

 

 Beben y beben

 y vuelven a beber

 los peces en el río

 por ver a Dios nacer.

 

 

La Virgen está lavando

 y tendiendo en el romero,

 los pajarillos cantando

 y el romero floreciendo.

 

 

 

 

 

 Pero mira como beben

 los peces en el río,

 pero mira como beben

 por ver a Dios nacío.

 

 Beben y beben

 y vuelven a beber

 los peces en el río

 por ver a Dios nacer.

 

 La Virgen va caminando,

va caminando solita,

 y no lleva más compaña

 que el niño de la manita.

 

 Pero mira como beben

 los peces en el río,

 pero mira como beben

 por ver a Dios nacío.

 Beben y beben y vuelven a beber

 los peces en el río

 por ver a Dios nacer.

 Por ver a Dios nacer.

 Por ver a Dios nacer.

 Por ver a Dios naceeeeer.

   Parodia

Villancicos de Emilio

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

Tu madre tuvo un deseo

antes que nacieras tú.

Quería tomarse un buen plato

del doble caldo Starlux.

 

Pero mira cómo beben

tus padres en el río,

pero mira cómo beben

haciendo eses y torcíos.

 

Beben y beben

y no dejan de beber,

están todos perdidos

sin poderse entender.

 

Tras duro peregrinaje

llegan al portal por fin,

y tu padre se tumbó

en un colchón Picolín.

 

Tu padre que estaba helado,

más helado que un ciprés,

pero pronto le pasó

con el coñac 103.

 

Pero mira cómo beben

tu padre y tu tío,

pero mira cómo beben

que está el barril vacío.

 

Beben y comen

y no dejan de beber

pasando Nochebuena

tendrán que devolver...

 

 

 Original

Villancicos de Triana

Manolo escobar

 

Los pastores que van a Belén

 los va acompañando

 un ángel de Dios.

 Y la Virgen cuida de su Niño

 mientras que lo adoran

 con mucho fervor.(BIS)

 

 Los pastores son,

 los pastores son

 los primeros

 que en la Nochebuena

 fueron a cantarle

 su linda canción.(BIS)

 

 Esta noche es la Nochebuena

 y mañana Pascua

 de la Navidad.

 En el mundo reina la alegría,

 que ha nacido el Niño

 que en Belén está.

 

Esta noche es la Nochebuena

 y mañana Pascua

 de la Navidad.

 En el mundo reina la alegría,

 que ha nacido el Niño

 que en Belén está.

 

 Los pastores son,

 los pastores son

 los primeros

 que en la Nochebuena

 fueron a cantarle

 su linda canción.

 

 Los pastores son,

 los pastores son

 los primeros

 que en la Nochebuena

fueron a cantarle

 su linda canción.

 Su linda canción,

 su linda canción.

 

   Parodia

Pastoreños

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

Tu padre se fue pa Egipto,

pero en la burra no irá

porque le tocó un 600

en la quiniela Persán.

 

 

 

Los pastores son

los pastores son

los que no conocen

la calefacción.

 

El Niño pudo observar

que una pastora sufría,

avisó a Mario Cabré

y fue reina por un día.

 

Los pastores son

los pastores son

los que viven siempre

fuera de la población.

 

Tu madre y tu tío Andrés,

cuando llega Navidad,

quieren cantar villancicos

en alta fidelidad.

 

Los pastores son

los pastores son

los que beben siempre

vino tinto en un porrón.

 

 

 Original

Pastores venid

Manolo Escobar

 

En el portal de Belén hay estrellas, sol y luna la Virgen y San José y el Niño que está en la cuna.

 

 Pastores, venid, pastores, llegad,

a adorar, a adorar al Niño que ha nacido ya. (bis)

 

 En el portal de Belén se oyen cantos de alegría

 para anunciar a los hombres que ya ha nacido el Mesías.

 Pastores, venid, pastores, llegad,

a adorar, a adorar al Niño que ha nacido ya. (bis)

 

 En el portal de Belén hacen lumbre los pastores

 para calentar al Niño que ha nacido entre las flores.

 Pastores, venid, pastores, llegad,

a adorar, a adorar al Niño que ha nacido ya. (bis)

 

 

 En el portal de Belén nace un clavel encarnado

que por redimir al mundo se ha vuelto lirio morado.

 

 Pastores, venid, pastores, llegad,

 a adorar, a adorar al Niño que ha nacido ya. (bis)

 

 

   Parodia

Si los pavos supieran

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

Allá arriba en un monte muy alto

hay veinte pastores jugando al billar.

 

Pastores venid, pastores bajad,

porque es Nochebuena y hay que tapiñar.

 

Allá abajo en el río hay dos mulos,

se han bebido el agua y se puede pasar.

 

Pastores venid, pastores bajad,

vamos a dar la lata a to el que quiera paz.

 

Pa los pollos, conejos y pavos

el mes de diciembre siempre fue fatal.

 

Pastores venid, vamos a matar,

que es nuestra costumbre

siempre en Navidad.

 

Si los pavos supieran la fecha

se morirían antes de la Navidad.

 

 

   Original

Granada

Agustín Lara

 

Granada, tierra soñada por mí,

 mi cantar se vuelve gitano

 cuando es para tí.

 

 Mi cantar hecho de fantasía,

 mi cantar flor de melancolía

 que yo te vengo a dar.

 

 Granada, tierra ensangrentada

 en tardes de toros.

 Mujer que conserva el embrujo

 de los ojos moros.

 Te sueño rebelde y gitana

 cubierta de flores

 y beso tu boca de grana

 jugosa manzana

 que me habla de amores.

 

 Granada manola,

 cantada en coplas preciosas

 no tengo otra cosa que darte

 que un ramo de rosas.

 

De rosas de suave fragancia

 que le dieran marco

 a la virgen morena.

 

 Granada, tu tierra está llena

 de lindas mujeres

 de sangre y de sol.

 

 De rosas de suave fragancia

 que le dieran marco

 a la virgen morena.

 

 Granada, tu tierra está llena

 de lindas mujeres

 de sangre y de sol.

 

   Parodia

Granada

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

Granada, tierra soñada por mí,

yo en su feria vestío de gitano

dos burros vendí.

 

Por mangar buñuelo pa mi tía

me siguió del puente a la Gran Vía

to los churreros de all.

 

En Granada perdí yo una entrada

para ver los toros

y un par de gemelos

muy falsos que le compré a un moro

y un callo rebelde

y muy gordo cubierto de trapo

que estuve toda la mañana

saltando y brincando

lo mismo que sapo.

 

Fernanda, yo quiero llevarte

una cosa graciosa,

no tengo en mi traje diez duros

pa un ramo de rosas.

 

Te llevo leche de pepino

que aquí está barata

y verás cosa buena.

 

Fernanda, tu cara está llena

de arrugas y pecas

de tomar el sol.

 

 

  Original

Historia de un amor

C. Almarán

 

Ya no estas más a mi lado, corazón,

 en el alma sólo tengo soledad

 y si ya no puedo verte

 porque Dios me hizo quererte

 para hacerme sufrir más.

 

 Siempre fuiste la razón de mi existir,

 adorarte para mí fue religión

 y en tus besos yo encontraba

 el amor que me brindaba

 el calor de tu pasión.

 

 Es la historia de un amor

 como no habrá otro igual

 que me hizo comprender

 todo el bien, todo el mal.

 

 Que le dio luz a mi vida

 apagándola después

 ay, qué noche tan oscura

 todo se me ha de volver.

 

 Ya no estas más a mi lado, corazón,

 en el alma sólo tengo soledad

 y si ya no puedo verte

 porque Dios me hizo quererte

 para hacerme sufrir más.

 

 Es la historia de un amor

 como no habrá otro igual

 que me hizo comprender

 todo el bien, todo el mal.

 

 Que le dio luz a mi vida

 apagándola después.

 Ay, qué noche tan oscura

 todo se me ha de volver.

 

Ya no estas más a mi lado, corazón,

 en el alma sólo tengo soledad

 y si ya no puedo verte

 porque Dios me hizo quererte

para hacerme sufrir más.

 

 

   Parodia

Historia de un amor

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

Esta mañana te ahorcaste, corazón,

en la casa por fin reina ya la paz,

y porque no me avisaste,

porque yo pude ayudarte

para darte el estirón.

 

No quisiste aguantarme y resistir,

me quitaste también esta ilusión.

Y ahora te has quitao la vida,

ni aun así estarás tranquila

cuando vayas al panteón.

 

Es la historia del amor,

siempre igual, siempre igual,

que nos hizo padecer

y al final para na.

 

Yo no entiendo esta vida,

no se hace más que deber,

las trampas son más oscuras

aunque no tengas mujer,

este es el caso de toos.

 

Es la historia del jamón

que también es igual,

nadie lo puede comprar

ni aunque sea Navidad,

hace falta una quiniela

y que la paguen muy bien.

Ay que vida más tirana,

no se puede ni comer,

este es el caso de toos.

 

 

   Parodia

Fandangos de Cantimpalos

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

A una mujer conocía

que me llenó de dinero,

a una mujer conocía,

ella sigue pregonando

vendiendo su lotería

y yo le sigo comprando.

 

Porque allí no hay faldas mini

me gusta Torremolinos,

porque allí no hay faldas mini

las suecas por los caminos

van luciendo sus bikinis,

y qué bikinis, amigo.

 

No eches piropos a nadie,

que te puedes equivocar,

no eches piropos a nadie.

 

Ayer besé a una morena

y me di cuenta muy tarde

que era un tío con melena.

 

Le dijo a la olla expré

una sartén muy tirná,

le dijo a la olla expré,

No presuma con tu pito,

que yo también me sé hacer

mis papas con huevos fritos.

 

 

   Original

Amor amargo

De la calva/Arcusa

 

Amor amargo tu me das, amor, amar...

 amor amargo sin piedad.

 Pretendes que mi amor

 no tiene ya valor,

 no, no, no, no,

 no digas eso, por favor.

 

 Amor amargo llevo dentro de mi ser,

 amor, amar...

 amor amargo que no puedo comprender,

 tan lleno estoy de ti,

 no puedo permitir

 no, no, no, no diré que ya desistí.

 

 Recordaras el pasado,

 felices éramos los dos

 porque te vas de mi lado

 porqué, porqué, porqueeeeé.

 

 Amor amargo tu me das, amor, amar...

 amor amargo sin cesar

 me dejas sin razón,

 no tienes corazón.

 Acaso un di a pagarás

 tu gran error.

 

 Amor amargo tu me das,

 amor amargo tu me das,

 amor, amor, amor amargo tu me das.

 

   Parodia

Amor amargo

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

Café amargo tú me das,

café amargo sin colar.

Pretendes que un visón

no tiene ya valor.

No, no, no, no vayamos a empezar

el melón.

 

Café amargo bebo que parece té,

café amargo lo mismito que el rapé.

 

Tan harto estoy de ti

que amarrada a un adoquín

sí, sí, sí, sí vas al fondo del Guadalquivir.

 

Y llegarás hasta el fondo,

Felisa, que eres un tostón,

y te hundiré de costado

para hacerte padecer.

 

Amor, ya estás en alta mar

y esta vez no vuelves más,

para mí será el visón

que tu madre pagará.

Acaso un día

se lo coma con arroz.

 

Café amargo tú me das,

café amargo tú me das, café, café, café.

 

 

   Original

Salud, dinero y amor

R. Sciammarella

 

Tres cosas hay en la vida

 salud, dinero y amor

 y el que tenga esas tres cosas

 que le de gracias a Dios. (bis)

 

 

 

El que tenga un amor

 que lo cuide, que lo cuide

 la salud y la platita

 que no la tire, que no la tire.

 Eso es verdad,

 eso conviene

 porque el que guarda

 siempre tiene.

 

 

 

El que tenga un amor

 que lo cuide, que lo cuide

 la salud y la platita

 que no la tire, que no la tire.

 Eso es verdad,

 eso conviene

 porque el que guarda

 siempre tiene.

 

 

 

El que tenga un amor

 que lo cuide, que lo cuide

 la salud y la platita

 que no la tire, que no la tire.

 

 El que tenga un amor

 que lo cuide, que lo cuide

 la salud y la platita

 que no la tire, que no la tire.

 

 

   Parodia

Tres cosas

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

Tres sordas hay en Sevilla,

Salud, Carmela y Leonor,

y el que conozca a estas sordas

verá un cocktail Molotof.

 

(Coro)

 

El que quiera un amor,

que se case con Carmela,

nunca dice que no

por temor a la sordera.

Esto es verdad,

eso conviene,

porque el que escucha

siempre aprende.

 

(Coro)

 

El que quiera este amor,

que se deje de morcilla,

pues Carmela es peor

que un porrazo en la rodilla.

Las otras dos son más tontas,

Salud la guapa y Leonor,

pero siempre están alerta

por si viene un preguntón.

 

(Coro)

 

El que pida un jamón

sin mover pa ná la lengua,

pues que mire a Leonor

y ella enseñará una pierna.

Esto es verdad

y no conviene,

porque el que mira

es el que pierde.

 

(Coro)

 

El que quiera un amor,

que lo piense despacito,

la Salud y la Leonor

hacen daño sin dar ni un grito.

Esto es verdad,

dice su madre,

si no lo crees

puedes casarte.

 

(Coro)

 

El que quiera un amor

que se deje de pamplinas,

que se vaya al Japón,

que no hay tanta disciplina.

 

Parodia 

Batanero

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")/ Campoleón

 

(Pasodoble torero)

 

Con la gracia y el salero

y el arte mejor del mundo

nos dio Castilla un torero,

Ángel Castaño ¡Batanero!

 

La seriedad de su lidia;

valor y arte soberano,

Andalucía siente envidia

del torero castellano.

 

(Estribillo)

 

¡Batanero!... ¡Batanero!...

grita la plaza en clamor,

¡Batanero! Es siempre el grito

con que se aclama al mejor,

Ángel Castaño. El artista

que presentía la afición.

Su embrujo no hay quien resista,

porque enciende el corazón.

 

 

Impávido con la muerte

que sus alamares ronda,

juguetea y en cada suerte

la emoción prende más honda.

 

¡Batanero! ¡Batanero!

grita ronca la afición,

ni el Guerra ni Joselito

causaron tal emoción.

 

   Parodia

Colombiana manchega

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

Con paraguas y alpargatas

se hacen grandes caminatas.

Con zapatos salen callos,

juanetes y ojos de gallo

que te dan sudores fríos

y te producen desmayos.

 

Cuando vayas al oculista

no te lo pierdas de vista.

Y si juegas a las quinielas,

juega siempre con Manuela,

que es una chica muy lista,

hija de un maestro escuela.

 

. . . . . . . . . . .

 

Si vas en camello

por el desierto

y te encuentran vivo

es que no has muerto.

 

El que chanela,

el que chanela,

"atrinca" los catorce

a las quinielas.

 

 

  Original

La cumparsita

G.H. Matos Rodríguez

 

Si supieras...

 que aún dentro de mi alma,

 conservo aquel cariño

 que tuve para ti...

 Quién sabe si supieras

 que nunca te he olvidado,

 volviendo a tu pasado

 te acordarás de mí...

 

 Los amigos ya no vienen

 ni siquiera a visitarme,

 nadie quiere consolarme

 en mi aflicción...

 

 Desde el día que te fuiste

 siento angustias en mi pecho,

 decí, percanta, ¿qué has hecho

 de mi pobre corazón?

 

 Al cotorro abandonado

 ya ni el sol de la mañana

asoma por la ventana

 como cuando estabas vos.

 

 Y aquel perrito compañero,

 que por tu ausencia no comía,

 al verme solo el otro día

también me dejó...

 

Si supieras...que aún dentro de mi alma,

 conservo aquel cariño

 que tuve para ti...

 Quién sabe si supieras

 que nunca te he olvidado,

 volviendo a tu pasado

 te acordarás de mí...

 

   Parodia

La cumparsita

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

Si supieras

que aún dentro de casa

conservo aquel perrito

que compré para ti,

quién sabe si supiera

que nunca lo he pelado,

ya come bacalado

acordándose de ti.

 

Sus amigas ya no vienen

ni siquiera a olfatearle,

nadie quiere consolarle

en su cajón.

 

Desde el día que te fuiste

siente angustia en su rabo,

dime por carta qué has hecho

del pobrecito león.

 

Cual catarro abandonado

y sin sol por la mañana,

me asomé por la ventana

nos costipamos los dos.

 

Y aquel perrito compañero

que daba saltos de alegría

al verme solo el otro día

también me mordió.

 

Si supieras que escondido en la casa

conservo aquel garrote

que compré para ti,

que bueno no supieras

que nunca lo he olvidado,

lo tengo siempre a mano

 si vienes por aquí.

 

   Original

Clavelito

Tuna universitaria

 

Mocita dame el clavel,

Dame el clavel de tu boca,

Que pá eso no hay que tener

Mucha vergüenza ni poca.

Yo te daré el cascabel,

Te lo prometo mocita,

Si tu me das esa miel

Que llevas en la boquita.

 

Clavelitos, clavelitos,

Clavelitos de mi corazón.

Hoy te traigo clavelitos

Colorados igual que un fresón.

Si algún día clavelitos

No lograra poderte traer,

No te creas que ya no te quiero,

Es que no te los pude traer.

 

La tarde que a media luz

Vi tu boquita de guinda,

Yo no he visto en Santa Cruz

Otra mocita más linda.

Y luego al ver el clavel

Que llevabas en el pelo,

Mirándolo creí ver

Un pedacito de cielo.

 

Clavelitos, clavelitos,

Clavelitos de mi corazón.

Hoy te traigo clavelitos

Colorados igual que un fresón.

Si algún día clavelitos

No lograra poderte traer,

No te creas que ya no te quiero,

Es que no te los pude traer.

 

   Parodia

Parodia de Clavelito

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

Con las ciencias que adelantan

con éxito pavoroso

lograrán poner al hombre

hasta el corazón de un oso.

Yo esto no lo pongo en duda

y quizá pronto suceda

que vayamos a la Luna

con base en la estratosfera.

 

Chiquitico, chiquitico,

chiquitico te vas a quedar

si algún día no muy lejos

a la Luna vamos a viajar.

Si ese día, vida mía,

llega pronto me casaré,

y a la Luna en viaje de novios

pasaremos la luna de miel.

 

Las agencias de los viajes

para los recién casados

cuando se viaja a la Luna

se van a ver defraudados.

Los novios hacia Mallorca

o a París luego no irán,

que irán a Marte o Saturno

en una nave espacial.

 

Qué bonito, qué bonito,

qué bonito va a ser el viajar

para visitar la Luna

en un vuelo feliz y espacial,

pero mientras esto llega

y el milagro lo podamos ver

viajaremos en auto y en coche

y en el feliz traqueteo del tren.

 

 

   Original

Malevaje

(Valverde/Zarzoso)

 

Decí, por Dios, qué me has dao,

 que estoy tan cambiao,

 no sé más quién soy.

 El malevaje extrañao,

 me mira sin comprender...

 Me ve perdiendo el cartel

 de guapo que ayer

 brillaba en la acción...

 

¿No ves que estoy embretao,

 vencido y maniao

 en tu corazón?

 Te vi pasar tangueando altanera

 con un compás tan hondo y sensual

 que no hice más que verte y perder

 la fe, el coraje,

 el ansia ‘e guapear.

 

 No me has dejao ni el pucho en la oreja

 de aquel pasao malevo y feroz...

 ¡Ya no me falta pa’ completar

 más que ir a misa e hincarme a rezar!

 

 Ayer, de miedo a matar,

 en vez de pelear

 me puse a correr...

 Me vi a la sombra o finao;

 pensé en no verte y temblé...

 ¡Si yo –que nunca aflojé–

 de noche angustiao

me pongo a llorar!...

Decí, por Dios, ¿qué me has dao,

que estoy tan cambiao,

no sé más quién soy.

 

Te vi pasar tangueando altanera

 con un compás tan hondo y sensual,

 que no fue más que verte y perder

 la fe, el coraje,

el ansia ‘e guapear.

 No me has dejao ni el pucho en la oreja

 de aquel pasao malevo y feroz...

 ¡Ya no me falta pa’ completar

 más que ir a misa

 e hincarme a rezar!.

 

   Parodia

Malevale

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

Decid, por Dios, qué me has dao,

que estoy jorobao,

voy andando al revés,

como pepinos asaos,

y me gustan al perder,

vegetariano no soy

y era guapo ayer,

no le temí a un león.

 

No ves que estoy de prestao,

cansado y averiao

como un mal motor.

Te vi pasar con tu boca llena

de higos y cebollas,

no te hartas jamás,

que no hice más que verte y oler

a abono, a queso, y no de gruyere.

 

Ya tengo la mosca detrás de la oreja

de aquel pasao un día en El Ferrol,

no más te falta para completar

venirte conmigo también a viajar.

 

Ayer en vez de matar

de miedo a cobrar

me puse a correr,

te vi en la sombra empiná,

de miedo hasta grité

si yo nunca me rajé

te vi como un tren

y me puse a llorar,

dime, por Dios, qué me has dao,

que estoy remachao

igual que un cincel.

 

Te veo dormir de noche a mi vera

con ese pijama a rayas na más,

que no hice más que verte y saltar.

Del cuarto a la calle

y un coche me cogió,

no me has dejado nada en la cartera

de aquel trabajo que hice en Mataró,

na más te falta para completar

meterme en la caja

y llevarme a enterrar.

 

 

   Original

Hablemos del amor

(Valverde/Zarzoso)

 

Hablemos del amor, una vez más,

que es toda la verdad de nuestra vida.

 Paremos un momento,

las horas y los días

 y hablemos del amor, una vez más.

 

 Hablemos de mi amor y de tu amor,

 de la primera vez que nos miramos.

 Acércame tus manos

 y unidos en la sombra

 hablemos del amor una vez más.

 

 ¿Qué nos importa? ¿qué nos importa?

 aquella gente que mira la tierra

 y no ve mas que tierra.

 ¿Qué nos importa? ¿qué nos importa?

 toda esa gente que viene

 y que va por el mundo

 sin ver la realidad.

 

 Hablemos de mi amor y de tu amor,

 de la primera vez que nos miramos.

 Acércame tus manos y unidos en la sombra

 hablemos del amor una vez más.

 

 ¿Qué nos importa? ¿qué nos importa?

 aquella gente que mira la tierra

 y no ve mas que tierra.

 ¿Qué nos importa? ¿qué nos importa?

toda esa gente que viene

 y que va por el mundo sin ver…

 

 ¿Qué nos importa?

 No hagamos caso de nadie

 y hablemos de amor,

 de nuestro amooooooor.

 

   Parodia

Hablemos del amor

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

No hablemos del amor, ni una vez más,

que todo no es verdad en nuestra vida,

no pares ni un momento,

las horas ni los días,

y hablemos de comer y nada más.

 

Hablemos de jamón y de salchichón

de la primera vez, que reventamos,

acércame ese plato

y sentados en la alfombra

hablemos de comer y nada más.

 

Qué nos importa, qué nos importa,

aquella gente que va dentro del metro

y no ve más que tierra.

Qué nos importa, qué nos importa

toda esa gente que viene y que va

metida en sus coches

sin ver dónde aparcar.

 

Hablemos de comer y de beber,

de la primera vez que nos hinchamos,

acércame tres platos y mucho bicarbonato

y hablemos de comer y nada más.

 

Qué nos importa, qué nos importa

aquella gente que mira la tierra

y no ve más que guerra,

qué nos importa, qué nos importa

toda esa gente que por no engordar

va por el mundo sin comer.

 

Qué nos importa,

no hagamos queso de nadie

y corta jamón

y de postre turrón.

 

   Original

Soy minero

Perelló/Montorio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yo no maldigo mi suerte

 porque minero nací

 y aunque me ronde la muerte

 no tengo miedo a morir.

 No me da envidia el dinero

 porque de orgullo me llena

ser el mejor barrenero

 de toda Sierra Morena

 de toda Sierra Morena.

 Bajo a la mina cantando

 porque sé que en el altar

 mi mare queda rezando

 por el hijo que se va.

 Y cuando siento una pena

 lanzo al viento mi cantar:

 

 Soy minero y templé mi corazón

 con pico y barrena,

 soy minero y con caña, vino y ron

 me quito las penas.

 Soy barrenero porque a mi

nada me espanta

 y solo quiero el sonio

 de una taranta.

 

 Compañero, dale al marro pá cantar

 mientras garbillo,

 que al compás del marro quiero

 repetirle al mundo entero:"Yo...yo soy Minero"

 

 Soy barrenero porque a mi nada me espanta

  solo quiero el sonio de una taranta.

 

Compañero

 dale al marro pá cantar mientras garbillo

 que al compás del marro quiero

 repetirle al mundo entero"Yo...yo soy Minero"

 

 

   Parodia

Soy minero

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

Dicen los versos famosos

mi carta que es feliz,

pues va a buscaros;

pero el poeta y sus fueros

no supo que carta o giro,

no llegará a su destino,

si no la lleva... el cartero.

 

Yo no maldigo mi suerte

porque cartero nací;

aunque me duele el juanete

yo tengo que repartí;

no me da envidia el dinero

que en los giros se me entrega.

Yo soy el mejor cartero

del pueblo de Trebujena,

del pueblo de Trebujena;

bajo a la calle cantando

porque sé que en el portal,

la Petra espera la carta

del recluta Nicolás...

Y aunque es la que yo camelo

echo al viento mi cantar.

 

Soy cartero y como el sueldo

no me llega ni a la quincena,

solo quiero que llegue pronto

el aguinaldo de Nochebuena;

soy el cartero que adivina

todas las señas,

aunque la escriban con la pluma,

de una cigüeña.

 

Compañero yo ya tengo

cuatro callos en cada deo,

y al sonar el timbre quiero

repetirle a la criada soy... el cartero.

 

   Original

Estudiantina de Madrid

Freyre

 

Ya llega la estudiantina

 la estudiantina llegó,

 y una mujer la ilumina

 con su mirada desde un balcón.

  Alegres los estudiantes

 haciendo el tiempo feliz,

 van deshojando sus cantes

 por los rincones de mi Madrid.

 

 Sal a tu balcón

que quiero mirar

 tu bello semblante,

 sal a tu balcón

para ver pasar

 a los estudiantes.

  Sal a tu balcón,

sal a tu balcón

 que te canto yo

 mujer madrileña.

 

 

 

 

 El tuno que va delante

 estudia sin descansar,

 y el cuarto que es más tunante

 busca la forma de no estudiar.

  El quinto estudia los astros

 y dice el sinvergonzón,

 que para ver las estrellas

 Sofía Loren es lo mejor.

 

 Sal a tu balcón

que quiero mirar tu bello semblante,

 sal a tu balcón para ver pasar

 a los estudiantes.

  Sal a tu balcón

que mi corazón

 con el tuyo sueña,

 sal a tu balcón,

sal a tu balcón

 que te canto yo

 mujer madrileña.

 

   Parodia

Estudiantina madrileña

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

Ya llegó la Serafina

la Serafina llegó

viene desde Constantina

con una prima que es de Alcorcón.

No crean que son estudiantes

ni vienen a ver Madrid,

son dos catetas tunantes

que se han venido para servir.

 

Salen del vagón

llenas de carbón

y con treinta bultos,

luego en la estación

con tanto achuchón

no ganan pa sustos.

Dan la dirección

que es la doña Sol,

y dan con las señas

que es una pensión

donde van las dos

pa lavarlo too,

ya son madrileñas.

 

La prima siempre delante

refriega sin descansar,

pero ella que es más tunante

busca la forma de no hacer na,

la niña quié ser artista

de esas de marca mayor,

por imitar a Sofía,

no cabe nadie en el ascensor.

 

Siempre en el balcón

para ver pasar a los estudiantes

y en cada rincón no entra el escobón

desde hace tres martes.

Vete del balcón

porque es la ocasión

que te ves de dueña,

vas a parar al vagón,

con la de Alcorcón

y ya no serás

mujer madrileña.

 

   Original

Tomo y obligo

(Valverde/Zarzoso)

 

Tomo y obligo, mándese un trago,

 que hoy necesito el recuerdo matar,

 sin un amigo lejos del pago

 quiero en su pecho mi pena volcar.

  Beba conmigo, y si se empaña

 de vez en cuando mi voz al cantar,

 no es que la llore porque me engaña,

 yo sé que un hombre no debe llorar.

 

 Si los pastos conversaran,

 esta pampa le diría

 de qué modo la quería,

 con qué fiebre la adoré.

  Cuántas veces de rodillas,

 tembloroso, yo me he hincado

 bajo el árbol deshojado

 donde un día la besé.

  Y hoy al verla envilecida

 y a otros brazos entregada,

 fue para mí una puñalada

 y de celos me cegué.

  Y le juro, todavía

 no consigo convencerme

 como pude contenerme

 y ahí nomás no la maté.

 

 Tomo y obligo, mándese un trago;

 de las mujeres mejor no hay que hablar,

 todas, amigo, dan muy mal pago

 y hoy mi experiencia lo puede afirmar.

 Siga un consejo, no se enamore

 y si una vuelta le toca hocicar,

 fuerza, canejo, sufra y no llore

 que un hombre macho no debe llorar.

 

 

 

   Parodia

Tomo y obligo

Emilio Jiménez Gallego (Emilio "El Moro")

 

Yo no te obligo, tomate un trago,

pues he cobrado la paga del mes,

y a los amigos siempre les pago,

por si algún día no tengo con qué.

Bebe conmigo aunque se empaña

de vez en cuando mi vaso al beber

será que lloro porque estas tapas,

tienen cebollas para pará un tren.

 

Si los gatos conversaran

ellos mismos te dirían,

de que modo la quería

con que fiebre la encontré,

le puse penicilina

y en farmacia me he gastado

todo lo que había ganado,

entre yodo y farmapen;

y hoy al verla envilecida

y a otros brazos entregada

le pegué cuatro patadas

y del pelo la arrastré,

y te juro Juan María,

no consigo convencerme

de que todavía esté viva

y con ganas de comer.

 

Vente conmigo ya no hay mas trago,

de las mujeres mejor no hay que hablar,

todas amigo tienen mal pago,

pues todo a plazos lo quieren comprar.

Sigue un consejo no te enamores

y si a la vuelta te toca pagar,

yo pago esta noche yo pago esta noche

como un conejo corre y no llores,

que si te alcanzan ya me contarás.