Emilio el moro
Emilio el moro
Emilio el moro

Emilio "El moro"

 

EP 45 rpm

 

Discophon EP 27400 D.L.: 31.196/1964

 

 

 

 

Parodia del famoso "América (West side story)  interpretado por Natalie Wood y Richard Beymer

América

Tengo de todo en América

 

hago de todo aquí en América

 

vivo a mi modo en América,

 

pagas por todo en América.

 

 

 

Compro con una tarjeta

 

¡por si te ven esa jeta!

 

tengo una gran lavadora

 

¡No tienes ropa señora!

 

 

 

Con ilusión en América,

 

fuerza y tesón en América

 

hay ocasión en América,

 

sin compasión en América.

 

 

 

Hay diversión a destajo

 

más nos valdría un trabajo.

 

Todo problema es pequeño

 

no, si eres Puertorriqueño.

 

 

 

Agua corriente en América

 

fría o caliente en América

 

hay suficiente en América

 

si eres cliente en América

 

 

 

Nadie se mete conmigo

 

nunca tendrás un amigo,

 

puedo vivir donde quiera

 

siempre serás extranjera.

 

 

 

No hay alegría en América

 

nadie se fía en América

 

 

 

hay policía en América,

 

siempre es tu día en América.

 

 

 

Todo era fácil en San Juan

 

no pienses más y mira hacia adelante,

 

siempre lo estoy añorando

 

puedes volverte nadando.

 

No quiero estar en América

 

yo tuve novia en América

 

no era mía solo en América,

 

porque es de todos en América.

 

 

 

Negros invaden América

 

horno de pan en América

 

perros calientes en América

 

todo es negocio en América.

 

 

 

Es la ciudad ideal, San Juan,

 

que desde Alicante andando se va

 

está a una legua de Santa Faz,

 

y no hay por qué ir a América.

 

 

 

Antes se iban a América

 

nadie se marcha ya a América

 

está muy lejos ya América,

 

y Alemania está más cerca.

 

 

 

Bellas las playas de América

 

todo es confort en América

 

según qué parte de América,

 

también se llora en América.

 

 

 

Cuando otra vez vuelva yo a San Juan,

 

la borrachera será inmortal (¡Yupi!).

 

Dos pilurines te compraré,

 

y ya veremos la petardá.

 

 

 

Televisión llevaré a San Juan,

 

¿y en qué corriente la enchufarás?

 

(no, no),

 

si mi aparato es japonés,

 

con dos pilitas me bastará.

 

 

 

No me interesa la América,

 

ya nada tengo en América

 

aunque es bonita la América,

 

tengo en España la América.

 

    Gran parodia del tema "El primer bautizo" de Manolo Escobar

El primer bautizo

Con mi traje de esperanza

 

a la iglesia me dirijo,

 

porque hoy bautizamos,

 

madre mía, al primer hijo.

 

 

 

Es un ramo de azucenas

 

dentro una caja de lino,

 

Ay, que guapo está mi nene

 

camino de su bautismo.

 

 

 

Las campanas de mis sienes

 

ya repican mi cariño

 

y el chaval como un monarca,

 

en su trono se ha dormido.

 

 

 

Un ángel y dos luceros

 

le dan el agua bendita,

 

y un coro de estrellas blancas

 

ante el nene se arrodilla.

 

 

 

Y el cura moja sus sienes

 

con manos de puro armiño

 

y dos ángeles del cielo

 

le dan guardia en su bautismo.

 

 

 

Ya la madre coge en brazos

 

al querubín de su hijito...

 

Si ella está ya medio loca,

 

yo estoy ya loco perdido.

 

 

 

Un romance de turquesas

 

yo le pondré por vestido,

 

Ay chaval, con qué salero

 

llevarás tú mi apellido.

 

 

 

Qué momento más supremo

 

y que gozo tan sencillo.

 

Ay, que alegría tan grande

 

bautizar el primer hijo.

 

 

 

Un ángel y dos luceros

 

le dan el agua bendita,

 

y un coro de estrellas blancas

 

ante el nene se arrodilla.

 

 

 

Y el cura moja sus sienes

 

con manos de puro armiño

 

y dos ángeles del cielo

 

le dan guardia en su bautismo.

 

Con mi traje de rebajas

 

yo a mi casa me dirijo,

 

porque hoy bautizamos,

 

madre mía, el primer hijo.

 

 

 

Tiene el niño la cabeza

 

como la copa de un pino,

 

ya lo llaman en el pueblo

 

la Cabeza del Partido.

 

 

 

Pa-para fabricarle un gorro

 

se usaron siete corpiños

 

y el chaval más que un monarca,

 

es una momia del Nilo.

 

 

 

Y un guardia con dos bomberos

 

del piso me lo bajaron,

 

y a fuerza de palanqueta

 

por la puerta lo sacaron.

 

 

 

Mi niño tiene las sienes

 

color de lirio morado,

 

porque desde el entresuelo

 

con un tiesto lo han chocado.

 

 

 

Ya la madre coge en brazos

 

al cabezón de su hijito...

 

Se le han puesto ojos de loca

 

y un brazo se le ha partido.

 

 

 

Si éste juega de cabeza

 

se lo contrato al Torino,

 

porque chuta con más fuerza

 

que Amancio y que Marcelino.

 

 

 

Yo le compraré vestidos,

 

juguetes y sonajeros.

 

Ay chaval, cuando me pidas

 

que te regale un sombrero.

 

    Parodia del tema "Ni se compra" de Manolo Escobar

Ni se compra ni se vende

Me ofrecen correr el mundo entero

 

honores y dinero

 

y amores de verdad.

 

 

 

Y a cambio me piden un te quiero

 

y yo me muero, muero

 

por no poderlo dar.

 

 

 

Porque estuve viviendo la vida

 

y no supe engañar ni fingir

 

y a la gente que amor me pedía

 

que amor me pedía, les dije yo así:

 

 

 

Ni se compra ni se vende

 

el cariño verdadero,

 

ni se compra ni se vende,

 

no hay en el mundo dinero

 

para comprar los quereres.

 

 

 

Que el cariño verdadero,

 

que el cariño verdadero

 

ni se compra ni se vende.

 

 

 

El día en que tu me conociste,

 

alegre me pusiste

 

y yo no sé porqué.

 

Si luego te fuiste de mi vida

 

dejándome una herida,

 

que yo curar no sé.

 

 

 

Te ofrecieron riquezas y honores

 

te cegaste lo mismo que yo

 

y hoy que quieres comprar mis amores

 

tendré que cantarte

 

la misma canción:

 

 

 

Ni se compra ni se vende

 

el cariño verdadero,

 

ni se compra ni se vende

 

no hay en el mundo dinero

 

para comprar los quereres,

 

que el cariño verdadero,

 

que el cariño verdadero

 

ni se compra ni se vende.

 

Yo vengo corriendo el mundo entero,

 

sin fama ni dinero

 

y con hambre retrasada.

 

 

 

Yo cambio sartenes y pucheros

 

por piedras de mechero

 

y ropa que esté usada.

 

 

 

Pero el burro que traigo debajo

 

no lo vendo por ningún parné,

 

que aunque el tío no camela el trabajo,

 

carbura lo mismo que un Mercedes Benz.

 

 

 

Ni se compra ni se vende

 

mi burrico Baldomero,

 

ni se compra ni se vende,

 

porque al igual que al Platero

 

tiene sus versos y sus duendes.

 

 

 

Que el borrico de mi suegro,

 

que el borrico de mi suegro

 

ni se compra ni se vende.

 

 

 

No tengo ya gusto ni alegría,

 

que traigo un sentimiento

 

que no se puede aguantar.

 

Mi burro murió de pulmonía

 

y se quedó en mis brazos,,

 

queriéndome besar.

 

 

 

Yo me quedo sin nadie en el mundo,

 

yo no tengo niños ni mujer,

 

sólo queda mi suegro Facundo,

 

que es mucho más burro

 

que el que yo enterré.

 

 

 

Ya no tengo quién me compre

 

mi burrico Baldomero,

 

ya no tengo quién me compre

 

porque está en un agujero

 

muy cerquita de Ayamonte

 

y por lápida le he puesto

 

y por lápida le he puesto

 

un paquete de Bisontes.

 

Parodia del popular tema de Juanito Valderrama "La muerte del Piyayo"

La muerte del caballo

Todo en este mundo es mentira

 

no hay mas verdad que la muerte

 

y no hay quien me lo contradiga.

 

 

(Petenera de Chacón)

 

 

Ven acá remediadora

 

y remédiame los males

 

que si tu no lo remedias

 

ya no lo remedia nadie.

 

Ven acá remediadora

 

y remédiame los males

 

(recitado)

 

Madre, se ha muerto el Piyayo

 

aquel gitano reviejo

 

de pelo blanco y rizado

 

como vellón de cordero.

 

 

 

Aquel calé retostado

 

por todos los soles y el viento,

 

que para mantener a su gente

 

no daba descanso al cuerpo.

 

 

 

Aquél que con la sonanta

 

ocultaba sufrimiento,

 

cantando por bulerías

 

mientras vivía muriendo.

 

 

 

Porque una gitana guapa

 

que era de su alma espejo,

 

sangre de su misma sangre

 

se marchó lejos… muy lejos.

 

(por peteneras)

 

!Ay, la chavala cañí,

 

cuánto daño hizo al abuelo!.

 

!Madre, se ha muerto el Piyayo!

 

¿Quién amparará a los nietos?.

 

(Recitado)

 

Por él redoblan los bronces

 

y dicen con sus lamentos

 

que fue una pena “mu jonda”

 

la que se llevó al abuelo,

 

y cuando lanzan sus quejas

 

con voz profunda los vientos

 

parece que estremecido

 

dice a la mocita el viejo:

 

(Por peteneras)

 

Si oyes doblar las campanas,

 

no preguntes quién se ha muerto,

 

que a ti te lo dirá

 

tu propio remordimiento

 

si oyes doblar las campanas,

 

no preguntes quién se ha muerto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Petenera de Chacón)

 

 

Ven aquí y remienda ahora,

 

y remienda estos calzones,

 

porque tengo ya agujeros

 

que caben cuatro melones.

 

Ven acá, remienda ahora

 

y remienda estos calzones.

 

(recitado)

 

Madre, se ha muerto el caballo,

 

aquel percherón tan viejo

 

de pelo tordo y muy tieso

 

que nos tocó en un sorteo.

 

 

 

Aquel jaco resabiado

 

por todos los mozos del pueblo,

 

que mató a un guardia jurado

 

y dejó baldado a un cartero.

 

 

 

Aquel que con la carreta

 

subía las cuestas cargado,

 

cuando tú hacías mesa limpia

 

con todos los supermercados.

 

 

 

Pero una yegua careta

 

de la huerta que hay al lado,

 

lo puso tan majareta

 

que el pobre ya la ha diñado.

 

(por peteneras)

 

¡Ay, la yegüita cañí,

 

cuánto daño hizo a aquel penco!.

 

¡Madre, se ha muerto el caballo!

 

¿Quién cuidará del becerro?

 

(Recitado)

 

Por él lloras en la feria

 

desde Córdoba a Chinchón,

 

y lo has mandado a Sierra Yegua

 

para que lo hagan salchichón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Por peteneras)

 

Si viene el veterinario

 

preguntando quién se ha muerto,

 

decidle que va a cargar

 

con todos los remordimientos,

 

si viene el veterinario,

 

no le digan quién se ha muerto.