Emilio el moro
Emilio el moro
Emilio el moro

EMILIO "EL MORO"

 

EP 45 rpm

 

Discophon EP 27530 D.L.: B-8.756/1968

 

 

 

Parodia del tema "Historia de un amor" de Libertad Lamarque

Historia de un amor

Ya no estas más a mi lado, corazón,

 

en el alma sólo tengo soledad

 

y si ya no puedo verte

 

porque Dios me hizo quererte

 

para hacerme sufrir más.

 

 

 

Siempre fuiste la razón de mi existir,

 

adorarte para mí fue religión

 

y en tus besos yo encontraba

 

el amor que me brindaba

 

el calor de tu pasión.

 

 

 

Es la historia de un amor

 

como no habrá otro igual

 

que me hizo comprender

 

todo el bien, todo el mal.

 

 

 

Que le dio luz a mi vida

 

apagándola después

 

ay, qué noche tan oscura

 

todo se me ha de volver.

 

 

 

Ya no estas más a mi lado, corazón,

 

en el alma sólo tengo soledad

 

y si ya no puedo verte

 

porque Dios me hizo quererte

 

para hacerme sufrir más.

 

 

 

Es la historia de un amor

 

como no habrá otro igual

 

que me hizo comprender

 

todo el bien, todo el mal.

 

 

 

Que le dio luz a mi vida

 

apagándola después.

 

Ay, qué noche tan oscura

 

todo se me ha de volver.

 

 

 

Ya no estas más a mi lado, corazón,

 

en el alma sólo tengo soledad

 

y si ya no puedo verte

 

porque Dios me hizo quererte

 

para hacerme sufrir más.

 

Ayer tarde te ahorcaste, corazón,

 

y en la casa por fin reina ya la paz

 

y por qué no me avisaste,

 

porque yo pude ayudarte

 

para darte el estirón.

 

 

 

No quisistes aguantarme y resistir,

 

me quitaste también esta ilusión,

 

y ahora te has quitao la vida,

 

ni aún así estarás tranquila

 

cuando vaya al panteón.

 

 

 

Es la historia del amor,

 

siempre igual, siempre igual,

 

que nos hizo padecer

 

y al final para ná.

 

 

 

Yo no entiendo esta vida,

 

no se hace más que deber,

 

las trampas son más oscuras

 

aunque no tengas mujer,

 

es éste es el caso de toos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es la historia del jamón

 

que también es igual,

 

nadie lo puede comprar

 

ni aunque sea Navidad,

 

 

 

hace falta una quiniela

 

y que la paguen muy bien.

 

Ay, qué vida más tirana,

 

no se puede ni comer,

 

ésta es la historia de toos.

 

Parodia del tema "Malevaje" de Carlos Gardel

Malevaje

Decí, por Dios, qué me has dao,

 

que estoy tan cambiao,

 

no sé más quién soy.

 

El malevaje extrañao,

 

me mira sin comprender...

 

Me ve perdiendo el cartel

 

de guapo que ayer

 

brillaba en la acción...

 

¿No ves que estoy embretao,

 

vencido y maniao

 

en tu corazón?

 

 

 

Te vi pasar tangueando altanera

 

con un compás tan hondo y sensual

 

que no hice más que verte y perder

 

la fe, el coraje,

 

el ansia ‘e guapear.

 

 

 

No me has dejao ni el pucho en la oreja

 

de aquel pasao malevo y feroz...

 

¡Ya no me falta pa’ completar

 

más que ir a misa e hincarme a rezar!

 

 

 

Ayer, de miedo a matar,

 

en vez de pelear

 

me puse a correr...

 

Me vi a la sombra o finao;

 

pensé en no verte y temblé...

 

¡Si yo –que nunca aflojé–

 

de noche angustiao

 

me pongo a llorar!...

 

Decí, por Dios, ¿qué me has dao,

 

que estoy tan cambiao,

 

no sé más quién soy.

 

 

 

Te vi pasar tangueando altanera

 

con un compás tan hondo y sensual,

 

que no fue más que verte y perder

 

la fe, el coraje,

 

el ansia ‘e guapear.

 

 

 

No me has dejao ni el pucho en la oreja

 

de aquel pasao malevo y feroz...

 

¡Ya no me falta pa’ completar

 

más que ir a misa

 

e hincarme a rezar!.

 

Decí, por Dios, que me has dao,

 

que estoy jorobao,

 

voy andando al revés.

 

Como pepinos asaos,

 

y me gustan al perder.

 

Vegetariano no soy,

 

y era guapo ayer,

 

no le temí a un león...

 

¿No ves que estoy de prestao,

 

cansado y averiao,

 

como un mal motor?

 

 

 

Te vi pasar con tu boca llena,

 

de higo y cebolla no te hartas jamás,

 

que no hice más que verte y oler

 

a abono, a queso

 

y no de gruyere.

 

 

 

Ay, ya tengo la mosca detrás de la oreja,

 

de aquel pasao de un día en el Ferrol.

 

No más te falta pá completar

 

venirte conmigo también a viajar.

 

 

 

Ayer y en vez de matar

 

de miedo a cobrar

 

me puse a correr...

 

Te vi en la sombra empiná,

 

de miedo ya hasta grité.

 

Si yo nunca me rajé,

 

te vi como un tren

 

y me puse a llorar...

 

Dime por Dios qué me has dao,

 

que estoy remachao,

 

igual que un cincel.

 

 

 

Te veo dormir de noche a mi vera

 

con ese pijama de a rayas na´ más,

 

que no hice más que verte y saltar

 

del cuarto a la calle

 

y un coche me cogió.

 

 

 

No me has dejao nada en la cartera

 

de aquel trabajo que hice en Mataró.

 

¡No más te falta pá completar

 

meterme en la caja

 

y llevarme a enterrar!.

 

    Parodia del tema "Alma llanera"  de Jorge Negrete

Alma llanera

Yo nací en una ribera

 

del Arauca vibrador,

 

soy hermano de la espuma

 

de las garzas, de las rosas,

 

soy hermano de la espuma,

 

de las garzas, de las rosas

 

y del sol y del sol. (bis)

 

 

 

Me arrulló la vida diana

 

de la brisa en el palmar

 

y por eso tengo el alma

 

como el alma primorosa

 

y por eso tengo el alma

 

como el alma primorosa

 

del cristal, del cristal.

 

 

 

Amo, sueño, canto, rio,

 

con claveles de pasión,

 

con claveles de pasión,

 

para ornar las rubias crines,

 

para ornar las rubias crines

 

del potro de mi amador.

 

 

 

Yo nací en esa ribera

 

del Arauca vibrador,

 

soy hermano de la espuma,

 

de las garzas, de las rosas y del sol.

 

Yo nací en una bañera

 

que no tenia tapón,

 

no soy hermano de la espuma

 

yo no se lo que una rosa,

 

no soy hermano de la espuma

 

porque nunca vemos el agua

 

ni el jabón, ni el jabón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Amo, canto, bebo y como

 

siempre fuera de pensión,

 

siempre fuera de pensión.

 

Canto, bebo, río y amo

 

y llevo a mi novia al cine

 

y al potro de un labrador.

 

 

 

Yo nací en Venezuela

 

muy cerca de la estación,

 

no conocemos la espuma

 

porque nos lavamos siempre, sin jabón.

 

 

 

Me arrulló mi tía Manuela

 

cuando era un carcamal

 

y por eso tengo asma,

 

ese asma fatigosa

 

y por eso tengo asma,

 

que cuando respiro empaño

 

el cristal, el cristal.

 

 

 

Amo, vivo, río y sueño

 

con ciprese y panteón,

 

con ciprese y panteón.

 

Vivo, río, sueño y pienso,

 

con marcharme al otro mundo

 

que creo que estaré mejor.

 

 

 

Yo nací en una bañera

 

que no tenia tapón,

 

no hay cosa más horrorosa

 

que vivir como vivimos, bajo el sol.

 

Parodia del tema de Carlos Gardel

La cumparsita

Si supieras...

 

que aún dentro de mi alma,

 

conservo aquel cariño

 

que tuve para ti...

 

 

 

Quién sabe si supieras

 

que nunca te he olvidado,

 

volviendo a tu pasado

 

te acordarás de mí...

 

 

 

Los amigos ya no vienen

 

ni siquiera a visitarme,

 

nadie quiere consolarme

 

en mi aflicción...

 

 

 

Desde el día que te fuiste

 

siento angustias en mi pecho,

 

decí, percanta, ¿qué has hecho

 

de mi pobre corazón?

 

 

 

Al cotorro abandonado

 

ya ni el sol de la mañana

 

asoma por la ventana

 

como cuando estabas vos.

 

 

 

Y aquel perrito compañero,

 

que por tu ausencia no comía,

 

al verme solo el otro día

 

también me dejó...

 

 

 

Si supieras...

 

que aún dentro de mi alma,

 

conservo aquel cariño

 

que tuve para ti...

 

 

 

Quién sabe si supieras

 

que nunca te he olvidado,

 

volviendo a tu pasado

 

te acordarás de mí...

 

Si supieras...

 

que aún dentro de casa

 

conservo aquel perrito

 

que compré para ti.

 

 

 

Quién sabe si supiera

 

que nunca lo he pelado,

 

ya come bacalado

 

acordándose de ti.

 

 

 

Sus amigas ya no vienen

 

ni siquiera a olfatearle,

 

nadie quiere consolarle

 

en su cajón...

 

 

 

Desde el día que te fuiste

 

siente angustias en su rabo,

 

dime por carta qué has hecho

 

del pobresito león.

 

 

 

Cual catarro abandonado

 

y sin sol por la mañana,

 

me asomé por la ventana,

 

nos costipamos los dos.

 

 

 

Y aquel perrito compañero

 

que daba saltos de alegría,

 

al verme solo el otro día

 

también me dejó.

 

 

 

Si supieras...

 

que escondido en la casa,

 

conservo aquel garrote

 

que compré para ti.

 

 

 

Que bueno no supieras

 

que nunca lo he olvidado,

 

lo tengo siempre a mano

 

si vienes por aquí.