Emilio el moro
Emilio el moro
Emilio el moro

emilio "el moro"    pepa bandera

 

EP 45 rpm

 

Discophon EP 27564 D.L.: B-16.577/1970

 

 

Parodia del tema "Pepa bandera" de Encarnita Polo

Pepa bandera

Era de hermosa igual que una flor,

 

Pepa Bandera de Puerto Real,

 

vaya canela cantando y vaya bailando

 

que “ange” que sal.

 

 

 

Andalucía se puso de pie

 

y las campanas echó a repicar

 

y por Triana y Sevilla

 

corrió esta coplilla de acá para allá.

 

 

 

Pepa, no me des tormento Pepa,

 

no me hagas sufrir, Pepa,

 

vivo de tu aliento Pepa,

 

y muero por ti. (bis)

 

 

 

Si tú me quisieras podrías tener

 

pulseras y anillos de plata y coral

 

y nada más pedirlo te habría de poner

 

un trono en la tierra y un barco en el mar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pepa Bandera se puso a querer

 

y en su ceguera dejó de bailar.

 

Vaya serrana sintiendo,

 

ninguna queriendo la pudo ganar.

 

 

 

Y los mocitos de Huelva y Jerez

 

y los gitanos de Loja y “Graná”

 

le van de noche llamando

 

las calles rondando con este cantar.

 

 

 

Pepa, no te des tormento, Pepa,

 

déjalo correr Pepa,

 

que se lleve el viento, Pepa,

 

ese mal querer.

 

Era de gorda igual que un tonel,

 

mi lavandera de Ciudad Real,

 

vaya camella cantando y vaya tragando

 

que come acostá.

 

 

 

Cuando en La Mancha la vieron nacer

 

una campana se puso a doblar

 

y en la Solana y Membrilla

 

le hicieron tortilla de seis tonelás.

 

 

 

Pepa, no me des tormento, Pepa,

 

no me hagas sufrir, Pepa,

 

te huele el aliento, Pepa,

 

como un jabalí.

 

 

 

Si tú me quisieras habrías de tener

 

collares de pinchos, cadena y bozal,

 

y na más pedirlo te habrían de poner

 

diez sacos de paja y tres de cebá.

 

 

 

Pepa, basta de tormento, Pepa,

 

deja de bailar, Pepa,

 

que todo el cemento, Pepa,

 

se va a esquebrajar.

 

 

 

Mi lavandera dejó de lavar

 

y en su ceguera se puso a bailar.

 

Vaya elefanta bailando,

 

ninguna pisando la pudo aguantar.

 

 

 

To los mocitos de Alcázar y Daimiel,

 

Mota del Cuervo y del Palancar,

 

lavan de noche llevándola

 

en una carreta to desparramá.

 

 

 

¡Pepa! Pesa más que un muerto, Pepa,

 

¡qué barbaridad! Pepa,

 

somos más de un ciento, Pepa,

 

y vamos a explotar.

 

Parodia del tema "La rosa de capuchinos" de Marifé de Triana

La rosa de capuchino

Que bonita,

 

ni pintá por los pinceles de Murillo.

 

Qué carita,

 

envidiá por el coral de los zarcillo.

 

 

 

La niña como un jilguero

 

por calles y plazas pregonando flores.

 

Los hombres al retortero

 

bebían sus vientos

 

con ansias de amores.

 

 

 

Y una noche de la cruz de Mayo

 

entró en un corral.

 

Y en los ojos de un mozo de rumbo

 

leyó este cantar.

 

 

 

Rosita de capuchinos

 

verde nardo y clavel,

 

dame el ramito más fino

 

del jardín de tu querer.

 

 

 

¿De que rosal has robado

 

la sangre de tus mejillas?.

 

Si eres lo más delicado

 

de los parques de Sevilla.

 

 

 

Que tengo sembrá de flores

 

las piedras de tu camino,

 

porque quiero que me adore

 

la rosa de capuchinos.

 

 

 

Ni un minuto

 

el querer de aquel mocito le ha durado.

 

Y de luto

 

se vistió su corazón abandonado.

 

 

 

Si oigo su voz de jilguero

 

pregonando flores por la plazoleta.

 

Cambio el mantón dominguero

 

por uno dorado como sus violetas.

 

 

 

Y otra noche de la cruz de Mayo

 

llenita de azahar,

 

se encontró frente a frente a los ojos

 

de un hombre cabal.

 

 

 

Rosita de capuchinos

 

verde nardo y clavel.

 

Quién te ha sembrao de espino

 

el rosal de tu querer.

 

 

 

Quién le pintó esas ojeras

 

a tu carita de rosa.

 

Quién te mandó que sufrieras

 

igual que una dolorosa.

 

 

 

Mocita

 

vuelve a tus flores y olvia tu desatino.

 

Que yo no quiero que llore

 

mi rosa de capuchinos.

 

Qué feíta,

 

ni pintá por los pinceles de un chiquillo,

 

qué carita,

 

y un bigote con más pelo que un cepillo.

 

 

 

La niña como un ditero

 

por calles y plazas vendiendo alfajores.

 

Los niños al retortero

 

con los tirachinos

 

le hacen chichones.

 

 

 

Y una noche mu mala de Mayo

 

entró en un corral.

 

Y al revuelo de toas las gallinas

 

se puso a cantar.

 

 

 

Pollitas de capuchino

 

llevo un día sin comer,

 

dame el pollito más fino

 

que está junto a la pared.

 

 

 

¿De qué corral lo han robao

 

con cresta tan amarilla?.

 

Eso es que sólo le han dao

 

azafrán de carterilla.

 

 

 

Yo tengo sembrao de coles

 

de Ceuta a Torremolinos,

 

para que me hagáis un buen caldo,

 

pollitas de capuchino.

 

 

 

Ni un minuto

 

la pechuga de aquel pollo le ha durado.

 

Y de luto

 

se vistieron to los pavos del condado.

 

 

 

Siguió su voz de becerro

 

vendiendo alfajores por la plazoleta.

 

Su novio Baldomero

 

la espera escondío con una escopeta.

 

 

 

Y esa noche que no era de Mayo

 

toíta espantá,

 

se enteró de lo mucho que escuece

 

un tiro de sal.

 

 

 

Rosita de capuchino

 

como te agarre otra vez.

 

Tengo una vara de pino

 

que vas a tener pa un mes.

 

 

 

Te daré más que a una estera,

 

procura que no te oiga,

 

que el día que te eche mano

 

te voy a enganchar de una noria.

 

 

 

Rosita,

 

tus alfajores me saben a cebollino,

 

y con tan malos olores

 

despierto a to los vecinos.

 

    Parodia del tema "Camino verde"  de Angelillo

Camino verde

Hoy he vuelto a pasar

 

por aquel camino verde,

 

que por el valle se pierde

 

con mi triste soledad.

 

 

 

Hoy he vuelto a rezar

 

en la puerta de la ermita

 

y pedí a tu virgencita

 

que yo te vuelva a encontrar.

 

 

 

Por el camino verde, camino verde

 

que va a la ermita,

 

desde que tú te fuiste lloran de pena,

 

las margaritas.

 

 

 

La fuente se ha secado

 

las azucenas ya están marchitas

 

en el camino verde camino verde

 

que va a la ermita.

 

 

 

Hoy he vuelto a pasar

 

por aquel camino verde,

 

que por el valle se pierde

 

junto a mi felicidad.

 

 

 

Hoy he vuelto a grabar

 

nuestros nombres en la encina,

 

he subido a la colina

 

y allí me he puesto a llorar.

 

 

 

Por el camino verde,

 

camino verde que va a la ermita,

 

desde que tú te fuiste

 

lloran de pena las margaritas.

 

 

 

La fuente se ha secado,

 

las azucenas ya están marchitas,

 

en el camino verde,

 

camino verde, que va a la ermita.

 

Camino... camino verde.

 

Hoy me has vuelto a contar

 

otra vez un chiste verde

 

y por la lengua te pierdes

 

que eres muy desvergonzá.

 

 

 

Hoy te he vuelto a pillar

 

en la puerta de Frasquita

 

y mientras que tu criticas

 

la ropa está sin lavar.

 

 

 

Con una bata verde, batita verde

 

te vi en la ermita,

 

y si serás gorrina que desde entonces,

 

no te la quitas.

 

 

 

Si se ha secao la fuente

 

vete al arroyo que está cerquita,

 

te llevas jabón verde y un detergente

 

que to lo quita.

 

 

 

Hoy he vuelto a comprar

 

y estropajo y jabón verde

 

y aunque ya se que me muerdes

 

yo te tengo que bañar.

 

 

 

Hoy te voy a secar

 

colgaita de una encina,

 

ya veras so tía cochina

 

que limpia vas a quedar.

 

 

 

Por el camino verde,

 

camino verde que va a Logroño,

 

vete quitando el barro

 

que ya te llega cerca del moño.

 

 

 

La fuente la han cortado,

 

las azucenas ya están frititas,

 

por el camino verde,

 

camino verde, que va a Logroño.

 

Camino... Puerta y Mondeño.

 

Parodia del tema "El día que nací yo" de Imperio Argentina

El día que nací yo

¿El día que nací yo

 

qué planeta reinaría?,

 

por donde quiera que voy

 

qué mala estrella me guía.

 

 

Estrella de plata, la que más reluce

 

¿por qué me llevas por este calvario

 

llenito de cruces?.

 

 

Tu vas a caballo por el firmamento

 

y yo cieguecita sobre las tinieblas

 

a pasito lento.

 

 

 

El barco de vela, de tu poderío

 

me trajo a este puerto

 

donde se me ahogan

 

los cinco sentidos.

 

 

¿El día que nací yo

 

qué planeta reinaría?,

 

por donde quiera que voy

 

qué mala estrella me guía.

 

 

 

Estrella de nácar, déjame ser buena

 

di que me pongan en estos barrotes

 

mi reloj de arena.

 

 

 

Yo haré lo que mandes,

 

rey de los luceros;

 

y cuando él diga "que la lleven presa"

 

le diré: “te quiero”.

 

 

¿El día que nací yo

 

qué planeta reinaría?

 

por donde quiera que voy

 

qué mala estrella me guía.

 

¿El día que nací yo

 

que planeta reinaría?,

 

que hace un año que no como

 

ni de noche ni de día.

 

 

Cuchara de lata, que poco reluce

 

como me siga con este calvario,

 

comeré altramuces.

 

 

Tu vas a caballo por el campamento

 

y vas cieguesita de tanto tintorro

 

como llevas dentro.

 

 

 

Huías del barco, cuanto poderío

 

la traen del puerto

 

donde tos se ahogan

 

de tanto estampío.

 

 

El día que nací yo

 

ni la partera venía.

 

Y mi primer biberón

 

fue de una gata paria.

 

 

 

Me dieron batata, trigo y berenjena

 

y dije ponerme debajo el bigote

 

leche con Maizena.

 

 

 

Haré lo que mandes,

 

reina del puchero;

 

y cuando yo vea que te llevan presa

 

te diré: "hasta luego."

 

 

El día que nací yo

 

que hambre no reinaría,

 

que me comí las ventanas

 

y dos macetas que había.