Emilio el moro
Emilio el moro
Emilio el moro

Emilio El Moro

 

EP 45 rpm

 

Discophon EP 27285 D.L.: B-6.926/1964

 

 

 

 

Parodia del famoso tema "Celos de espuma"de Manolo El Malagueño

Celos de espuma

Tu cuerpo blanco de armiño

 

bañada en agua y luna

 

y al besarte el oleaje sentí

 

celos de la espuma.

 

 

 

Yo te miraba en silencio

 

separando una por una,

 

las flores y los tarajes verdes,

 

de verde aceituna.

 

 

 

Cuando saliste del río

 

con tu bañador de luna,

 

era tu cuerpo en la arena

 

como una Venus desnuda.

 

 

 

 

 

Ciego de amor y de celos,

 

yo me lance en desafío

 

para estrangular la espuma,

 

para estrangular la espuma

 

que te acarició en el río.

 

 

 

El reía triunfador

 

mirándome a mi vencido,

 

mientras la brisa y la luna

 

te besaban en el río,

 

mientras la brisa y la luna

 

te besaban en el río.

 

Tu cuerpo lleno de tizne,

 

tus pelos como un erizo,

 

a tu lado no hay quien se arrime

 

porque me pegas pellizcos.

 

 

 

Yo te miraba escondido

 

separando una por una,

 

las ranas y los lagartos verdes,

 

de verde aceituna.

 

 

 

Cuando saliste del río

 

con tu bañador de cebra,

 

lo dejaste todo teñido,

 

lo dejaste todo teñido

 

de una capa negra, negra.

 

 

 

Ciego del sol que da Mayo,

 

yo saqué el pañuelo mío

 

para quitarme cuatro pulgas,

 

para quitarme cuatro pulgas

 

que en mi ropa habían caido

 

 

 

Yo reía triunfador

 

porque le escondí el vestido

 

y la tuve cuatro meses

 

zambulléndose en el río,

 

y la tuve cuatro meses

 

y hasta que murió de frío.

 

    Gran parodia del tema "La luna y el toro" de Estrellita de Palma

El toro y la luna

La luna se está peinando

 

en los espejos del río

 

y un toro la está mirando

 

entre la jara "escondio".

 

 

 

Cuando llega la alegre mañana

 

y la luna se escapa del río,

 

el torito se mete en el agua

 

embistiendo al ver que se ha ido.

 

 

 

Ese toro enamorado de la luna

 

que abandona por la noche la manada,

 

 

 

es pintado de amapola y aceituna

 

y le puso Campanero el mayoral.

 

 

 

Los romeros de los montes

 

le besan la frente,

 

las estrellas de los cielos

 

le bañan de plata,

 

y el torito que es bravío

 

de casta valiente,

 

abanicos de colores

 

parecen sus patas.

 

 

 

La luna viene esta noche

 

con una bata de cola

 

y el toro la está esperando

 

entre la jara y las sombras.

 

 

 

En la cara del agua del río

 

donde duerme la luna lunera

 

el torito celoso perdido

 

la vigila como un centinela.

 

 

 

Ese toro "enamorao" de la luna

 

que abandona por la noche la "maná",

 

es pintado de amapola y aceituna

 

y le puso Campanero el mayoral.

 

 

 

Los romeros de los montes

 

le besan la frente,

 

las estrellas de los cielos

 

le bañan de plata,

 

y el torito que es bravío

 

de casta valiente,

 

abanicos de colores

 

parecen sus patas.

 

 

 

El rocío de las flores

 

le lavan la cara.

 

La luna se está vistiendo

 

entre las cañas del río

 

y un pavo la está mirando

 

en una charca "metio".

 

 

 

Cuando llega la triste mañana

 

que la luna se marcha del río,

 

el pavito se da cuenta entonces

 

que se estaba quedando "arrecío".

 

 

 

Ese pavo "enamorao" de la luna

 

que de noche canta triste,

 

blu, blu, blu, blá,

 

cuando cierran "tó" los bares a la una

 

con su llanto a nadie deja descansar.

 

 

 

Los vecinos del "poblao"

 

se despiertan,

 

y lo buscan con estacas

 

"preparaos",

 

si lo cogen ese pavo

 

no lo cuenta,

 

ese pavo de la luna

 

"enamorao".

 

 

 

La luna viene esta noche

 

con una bata "teñía"

 

y el pavo de "está" en el agua

 

ha "cogio" una pulmonía.

 

 

 

En los baches de la carretera

 

donde caben tres o cuatro elefantes,

 

se ha "metio" la luna lunera

 

con el pavo y quiere casarse.

 

 

 

Ese pavo "enamorao" de la luna

 

que una mula le ha pegado una "patá",

 

con los ojos como huesos de aceituna

 

y le ha puesto Campanario el mayoral.

 

 

 

Los romeros de los montes

 

le arañan la frente,

 

los chiquillos lo persiguen

 

con una alpargata,

 

y el pavito que es bravío

 

y muy inteligente,

 

dos varillas de paraguas

 

parecen sus patas.

 

 

 

Y una vaca distraída

 

le pisa la cara.

 

    Parodia del tema "billetes verdes" de Paquito Jerez

Billetes verdes

Billetes, billetes verdes,

 

pero qué bonitos son,

 

esos billetitos verdes

 

siempre dan la salvación.

 

 

 

A todo el mundo, señores,

 

quiero darles mi consejo,

 

si tienen billetes verdes

 

de nada sientan complejo.

 

 

 

Y si quieres ir al fútbol

 

y se agotan las entradas,

 

enseña billetes verdes

 

y tendrás amontonadas.

 

 

 

Billetes, billetes verdes,

 

pero qué bonitos son,

 

esos billetitos verdes

 

siempre dan la salvación.

 

 

 

Si una muchacha te agrada

 

y eres feo y desgarbado,

 

enseña billetes verdes

 

y te vuelves de su agrado.

 

 

 

Y si tu novia te deja

 

porque no quieres casarte,

 

enseña billetes verdes

 

y otra vez vuelve a arrimarse.

 

 

 

Billetes, billetes verdes,

 

pero qué bonitos son,

 

esos billetitos verdes

 

siempre dan la salvación.

 

 

 

Si te cansas de ir andando,

 

en autobús o tranvía,

 

enseña billetes verdes

 

y en coche irás cada día.

 

 

 

Y si tu radio se para

 

y no tienes distracción,

 

enseña billetes verdes

 

y tendrás televisión.

 

 

 

Billetes, billetes verdes,

 

pero qué bonitos son,

 

esos billetitos verdes

 

siempre dan la salvación.

 

 

 

Por no ser un calzonazos,

 

tu suegra ya no te quiere,

 

enseña billetes verdes

 

y suegra para rato tienes.

 

 

 

Porque esos billetes verdes

 

de todo es la solución,

 

si no fueran tan escasos

 

que bien estaría yo.

 

 

 

Billetes, billetes verdes,

 

pero qué bonitos son,

 

esos billetitos verdes

 

siempre dan la salvación,

 

siempre dan la salvación,

 

siempre dan la salvación.

 

Billetes, billetes verdes,

 

pero qué equivocación,

 

hay muchos que tienen miles

 

y nunca salen de prisión.

 

 

 

A todo el mundo, señores,

 

quiero darles mi consejo,

 

no enseñen billetes verdes

 

que ahorrar es lo primero.

 

 

 

Y si quieren ir al fútbol

 

y se agotan las entradas,

 

te vas derechito al parque

 

y te paseas con la criada.

 

 

 

Billetes, billetes verdes,

 

pero qué odiosos son,

 

lo enseñas en cualquier sitio

 

y te echan la maldición.

 

 

 

Conocí a un pobre muchacho

 

que era feo y jorobado,

 

enseñó billetes verdes

 

y hoy está hospitalizado.

 

 

 

Pues ha encontrado a una muchacha,

 

que hay miles por ahí,

 

con la tranca de una puerta

 

le reventó la nariz.

 

 

 

Billetes, billetes verdes

 

y es una calamidad,

 

para presumir con ellos

 

nunca tienen que faltar.

 

 

 

Si te cansas de ir andando,

 

en bicicleta o en tranvía,

 

no enseñes billetes verdes

 

que te los quitan enseguía.

 

 

 

Si la radio se te para

 

y no tienes distracción,

 

te vas al bar de la esquina

 

y verás televisión.

 

 

 

Billetes, billetes verdes,

 

pero qué malitos son,

 

por culpa de uno de ellos

 

tuve yo una indigestión.

 

 

 

Para qué quieren nuestras suegras

 

y esos malditos billetes,

 

si siempre tienen las hijas

 

que les dan todo lo que quieren.

 

 

 

Y si un día te levantas

 

y te pones a dar gritos,

 

con tus billetitos verdes

 

serás menos que un mosquito.

 

 

 

Billetes, billetes verdes,

 

esos no valen para nada,

 

y si no sabes llevarlos

 

te llueven las bofetadas,

 

y en la ruina quedarás,

 

y no servirás para nada.

 

Parodia del popular tema "Vivir sufriendo de El Mejorano

Vivir sufriendo

Que nos estamos queriendo

 

no quieres que nadie sepa,

 

que nos estamos queriendo

 

no quieres que nadie sepa.

 

 

 

Prefieres vivir sufriendo

 

y yo me vaya poniendo

 

y yo me vaya poniendo

 

pálido como la cera.

 

 

 

Prefieres vivir sufriendo

 

y yo me vaya poniendo

 

y yo me vaya poniendo

 

pálido como la cera.

 

 

 

Que malito es el querer

 

si me aparta de tu vera

 

si me apartan de tu vera

 

de penita moriré.

 

Si me apartan de tu vera

 

si me apartan de tu vera

 

de penita moriré.

 

 

 

Que adelanto con quererte

 

si a mi vera no te tengo,

 

que adelanto con quererte.

 

Yo estoy sufriendo un castigo,

 

que Dios me mande la muerte

 

si no es verdad lo que digo.

 

 

 

Porqué te habré conocido

 

si eres mi mayor tormento,

 

porqué te habré conocido

 

si eres mi mayor tormento.

 

 

 

Yo quisiera a ti olvidarte

 

pero yo te quiero tanto

 

pero yo te quiero tanto

 

de mi vera no te aparte

 

 

 

Yo quisiera a ti olvidarte

 

pero yo te quiero tanto

 

pero yo te quiero tanto

 

de mi vera no te aparte

 

 

 

Que malito es el querer

 

si me apartan de tu vera,

 

si me apartan de tu vera

 

de penita moriré.

 

Si me apartan de tu vera

 

si me apartan de tu vera

 

de penita moriré.

 

 

 

 

 

Que adelanto con quererte

 

si a mi vera no te tengo,

 

que adelanto con quererte.

 

Yo estoy sufriendo un castigo

 

que Dios me mande la muerte,

 

si no es verdad lo que digo,

 

si no es verdad lo que diiiiiii......

 

si no es verdad lo que digo.

 

 

 

 

De lo que debo en la tienda

 

no quieres que nadie sepa,

 

de lo que debe en la tienda

 

no quieres que nadie sepa.

 

 

 

Prefieres seguir debiendo,

 

prefieres seguir debiendo,

 

mientras yo me estoy quedando

 

planchado como una estera.

 

 

 

Qué moderno es el deber,

 

firmando letras y letras,

 

firmando letras y letras,

 

no te quedas sin comer.

 

 

 

Te traje una lavadora,

 

también un aspirador,

 

y tú me pides ahora

 

que compre un televisor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Qué adelanto yo pagando

 

lo que en la tienda debemos,

 

qué adelanto yo pagando.

 

Tú la has tomado conmigo,

 

y Dios me mande un embargo

 

si es mentira lo que digo.

 

 

 

Qué pena me da decirte

 

que de verte me arrepiento,

 

qué pena me da decirte

 

que de verte me arrepiento.

 

 

 

Qué ruina me has buscado,

 

qué ruina me has buscado,

 

qué ruina me has buscado

 

cuando hablé de casamiento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Qué malito es el deber

 

si compra a plazos los muebles,

 

si compra a plazos los muebles,

 

y no tienes para comer.

 

Si viene todos los meses

 

y el tío de la cartera,

 

no sabes dónde meterte

 

y me aparto de tu vera.

 

 

 

Qué adelanto con quererte

 

si a mi vera no te tengo,

 

qué adelanto con quererte.

 

Yo estoy sufriendo un castigo

 

y ya debo hasta los guantes,

 

la bufanda y el abrigo.

 

Viva mi men, viva mi men,

 

viva mi men.