Emilio el moro
Emilio el moro
Emilio el moro

yo no soy ese

 

LP 33 rpm

Discophon SC 2202

D.L.: B-30.985/1973

 

Reeditado como

 

Discophon DC-9106 (cassette, 1973)

 

DCD BC-60042 (cassette, 1985)

 

 

Parodia del tema "Yo no soy esa" de Mari Trini

Yo no soy esa

Yo no soy esa que tu te imaginas,

 

una señorita tranquila y sencilla,

 

que un día abandonas y siempre perdona

 

Esa niña si.. no.. esa no soy yo.

 

 

 

Yo no soy esa que tu te creías,

 

la paloma blanca que te baila al agua,

 

que ríe por nada, diciendo si a todo.

 

Esa niña si.. no.. esa no soy yo.

 

 

 

No podrás presumir jamas

 

de haber jugado,

 

con la verdad, con el amor

 

de los demás.

 

 

 

Si en verdad me quieres,

 

yo ya no soy esa

 

que se acobarda frente a una borrasca,

 

luchando entre olas

 

 encuentra la playa.

 

Esa niña si.. no.. esa no soy yo.

 

 

 

Pero si buscas tan solo aventuras

 

amigo, pon guardia a toda tu casa

 

yo no soy esa  que pierde esperanzas,

 

piénsalo ya ¡No!

 

 

 

Yo no soy esa que tu te imaginas

 

una señorita

 

tranquila y sencilla.

 

Que un día abandonas

 

y siempre perdona.

 

Esa niña si.. no.. esa no soy

 

si.. no.. esa no soy yo.

 

Yo no soy ese que tu te imaginas,

 

yo soy un morito tranquilo y tontuno,

 

que vende relojes y pinchos morunos.

 

Ese moro si.. no.. ese sí soy yo.

 

 

 

Yo no soy ese que tú te creías,

 

aquel Juan Palomo que robó tu enagua,

 

y escondió la liga bajo la chilaba.

 

Ese moro si.. no.. ese no soy yo.

 

 

 

No podrás tú decir jamás

 

que yo he robao,

 

pues por Alá que te daré

 

dos puñalás.

 

 

 

Si buscas un ligue,

 

yo ya no soy ese

 

que se acobarda frente a una borracha,

 

te amarro a una soga

 

y te ahorco en la playa.

 

Ese moro si.. no.. ese sí soy yo.

 

 

 

Pero si buscas tan sólo aventuras

 

busca dos bomberos, que quemo tu casa

 

y yo no soy ese que irá por el agua,

 

piénsalo ya ¡No!

 

 

 

Yo no soy ese que tú te imaginas.

 

yo estar aún machote,

 

yo no estar gallina.

 

Y si me abandonas

 

te dejo pelona.

 

Ese moro si.. no.. ese sí soy yo.

 

Ese moro si.. no.. ese sí soy yo.

 

Ese moro si, ¡digo no!...

 

¡Digo si!, ¡Digo no!

 

¿Pero quién soy yo?.

 

Parodia del tema "Maruja limón" de Gracia Montes

Maruja limón

Era una rosa morena

 

con los labios de coral,

 

y un hombre al verla con pena

 

cantaba y cantaba por la madrugá.

 

 

 

Qué te pasa a ti en los clisos,

 

Maruja Limón,

 

que se te han puesto pajizos

 

Maruja Limón.

 

 

 

Al saber de tu ceguera

 

comenta Graná:

 

-¡Amarilla y con ojeras,

 

que pena me da!.

 

 

 

Ya te he dicho muchas veces

 

Maruja Limón,

 

que ese hombre me parece

 

palomo ladrón.

 

 

 

Como no pongas cerrojo

 

en tu corazón,

 

ahora son fuentes tus ojos,

 

Maruja Limón, Maruja Limón,

 

Maruja Limón, Maruja Limón.

 

 

 

Tiene brillantes por ciento

 

y esmeraldas un sin fin,

 

pero por mor de ese cuento

 

los hombres le cantan por el Albaicín.

 

 

 

Donde fueron tus cantares,

 

Maruja Limón,

 

y tu blusa de lunares,

 

Maruja Limón.

 

 

 

Ahora gastas terciopelo

 

en vez de percal,

 

y no llevas en el pelo

 

ramitos de azahar.

 

 

 

No me hiciste lindo caso

 

Maruja Limón,

 

y ahora vas pasito a paso

 

a tu perdición.

 

 

 

Por no haber puesto cerrojo

 

en tu corazón,

 

ahora son fuentes tus ojos,

 

Maruja Limón, Maruja Limón,

 

Maruja Limón, Maruja Limón.

 

 

 

No me hiciste lindo caso,

 

Maruja Limón,

 

y ahora vas pasito a paso

 

a tu perdición.

 

 

 

Por no haber puesto cerrojos

 

en tu corazón

 

ahora son fuentes tus ojos,

 

Maruja Limón, Maruja Limón,

 

Maruja Limón, Maruja Limón.

 

Maruja Limón, Maruja Limón.

 

Maruja Limón, Maruja Limón.

 

Maruja Limón, Maruja Limón.

 

Maruja Limón, Maruja Limón.

 

Eres como una ballena

 

con la boca toa doblá,

 

que al que le pegue un modisco

 

le arranca un menisco y to lo demás.

 

 

 

Ay, que te pasa a ti en los rizos,

 

Maruja Melón,

 

que parecen dos antenas

 

de televisión.

 

 

 

Al saber de tu ceguera

 

me empiezo a explicar,

 

que tropieces con la estera

 

que está en el portal.

 

 

 

Ya te he dicho, muchas veces

 

Maruja Melón,

 

que las piedras de la calle

 

no son de algodón.

 

 

 

Como no has puesto cerrojo

 

en la puerta del balcón,

 

te has caío encima de un cojo,

 

Maruja Melón, Maruja Melón,

 

Maruja Melón, Maruja Melón.

 

 

 

Tienes las chinches por ciento

 

y de pulgas un sin fin,

 

y por mor de los insectos

 

no va ni un turista por el Albaicín.

 

 

 

Ya se fueron tus enaguas,

 

Maruja Melón,

 

y tu blusa de lunares,

 

a la desinfección.

 

 

 

Ahora gastaste el dinero

 

en escama y Zotal,

 

y colócate en el pelo

 

una manta lía.

 

 

 

No me hiciste lindo caso

 

Maruja Melón,

 

y te has roto el espinazo

 

contra un camión.

 

 

 

Por no haber puesto cerrojos

 

en la puerta de tu habitación,

 

te ha puesto denuncia el cojo,

 

y estás en prisión, Maruja Melón,

 

Maruja Melón,Maruja Melón.

 

Parodia del tema "Amigo conductor" de Perlita de Huelva

Amigo conductor

A todos los conductores

 

mi voz sirva de compañía,

 

al ritmo de los motores

 

por vuestras rutas de España.

 

 

 

Y le pido a San Cristóbal

 

vuestro patrón tan divino,

 

que con sus manos os guíe

 

salvos a vuestros destinos.

 

 

 

Precaución, amigo conductor

 

la senda es peligrosa

 

y te espera tu madre o esposa

 

para darte su abrazo de amor.

 

 

 

Precaución, amigo conductor,

 

tu enemigo es la velocidad.

 

Acuérdate de tus niños

 

que te dicen con cariño:

 

"No corras mucho papá".

 

 

 

Pulso firme en el volante,

 

al peligro desafía.

 

Su lema: siempre adelante

 

sin descanso noche y día.

 

 

 

Pero al fin de la jornada

 

te esperan con alegría

 

Y te llenarás de orgullo

 

al decir: "misión cumplida".

 

 

 

Precaución, amigo conductor.

 

La senda es peligrosa

 

y te espera tu madre o esposa

 

para darte su abrazo de amor.

 

 

 

Precaución, amigo conductor,

 

tu enemigo es la velocidad.

 

Acuérdate de tus niños

 

que te dicen con cariño:

 

No corras mucho papá.

 

 

 

Homenaje, a mi amigo conductor.

 

Es mi cante un homenaje.

 

Le deseo de corazón

 

buena suerte y buen viaje

 

y vaya en gracia de Dios.

 

A todos los conductores

 

mi voz sirva de acompaña,

 

cuando vayan dando saltos

 

por  tó los baches de España.

 

 

 

Y le digo al tío Cristóbal

 

que no se acuerde del vino,

 

que Perico el otro día

 

se cargó treinta cochinos.

 

 

 

Conductor, ten mucha precaución

 

la rubia es peligrosa

 

y te espera tu suegra y tu esposa

 

pá que pagues el televisor.

 

 

 

Conductor, ten mucha precaución,

 

tu enemigo lo llevas detrás.

 

Te piden paso tres niños

 

con uno de seis cilindros

 

que lo acaban de robar.

 

 

 

Si te pasa algún tunante

 

que el peligro desafía,

 

le tiras los alicates

 

y le partes la encía.

 

 

 

Y si es larga la jornada

 

nunca salgas de "estampía",

 

porque llegas a tu casa

 

con "toás" las bielas fundias.

 

 

 

Precaución y amigo conductor

 

por allí viene un novato,

 

se ha "cargao" una burra y tres gatos

 

y las lleva enganchá en el capó.

 

 

 

Conductor ten mucha precaución

 

los del sábado vienen "pacá".

 

acuérdate de tus niños

 

y cómprale unos pestiños

 

al pasar por Alcalá.

 

 

 

Mi parodia, mi amigo conductor

 

le dedico mi parodia.

 

Si nos damos el morrón

 

nos veremos en la gloria

 

todos envueltos en algodón.

 

Parodia del tema "Falsa moneda" de Imperio Argentina

Falsa moneda

Gitana, que tú serás,

 

como la falsa moneda,

 

que de mano en mano va

 

y ninguno se la queda.

 

Que de mano en mano va

 

y ninguno se la queda.

 

 

 

Cruzados los brazos para no matarla,

 

cerrados los ojos para no llorar,

 

temió ser débil y perdonarla,

 

y abrió las puertas de par en par.

 

 

 

Vete, mujer mala, vete de mi vera,

 

rueda lo mismito que una maldición,

 

que Undivé permita

 

que el gaché que quieras,

 

tus quereres pague,

 

pague tus quereres, con mala traición.

 

 

 

Gitana, que tú serás

 

como la falsa moneda,

 

que de mano en mano va

 

y ninguno se la queda.(Bis)

 

 

 

Besó los negros zarcillos finos,

 

que allí dejara cuando se fue.

 

Y aquellas trenzas de pelo endrino,

 

que en otro tiempo cortó para él.

 

 

 

Cuando se marchaba, no intentó ni verla,

 

ni lanzó un quejido, ni le dijo adiós.

 

Entornó la puerta y para no llamarla,

 

se clavó las uñas, se clavó las uñas,

 

en el corazón.

 

 

 

Gitana, que tú serás,

 

como la falsa moneda,

 

que de mano en mano va

 

y ninguno se la queda.

 

Que de mano en mano va

 

y ninguno se la queda.

 

Gitana, que tú serás,

 

como la falsa "monea",

 

que no vales ni un real

 

aunque te vistas de seda.

 

Que no vales ni un real

 

y que cada día estas más fea.

 

 

 

Solté el revolver "pa" no matarla,

 

cerré los ojos "pa" no apuntar,

 

como soy débil para empujarla,

 

cogí la puerta sin decir "ná".

 

 

 

Me voy, mujer mala, me voy de tu vera,

 

"ruea" lo mismito que una maldición,

 

y un yeyé permita

 

que otro que te quiera,

 

la nevera pague,

 

pague la nevera y la televisión.

 

 

 

¡Gitana! Tú te verás

 

como tu madre y tu abuela,

 

comiendo papas guisas

 

en la puerta de una cueva.

 

 

 

Besó los negros del Congo Belga,

 

y a cuatro suecos que había en Graná.

 

Y aquella tarde fue a un regimiento,

 

y hasta al sargento quiso abrazar.

 

 

 

Cuando se marchaba, no quise mirarla,

 

ni lancé un "mugio", ni le dije adiós.

 

Me quedé en la puerta y "pa" darle rabia

 

me limpié las uñas,me limpié las uñas,

 

con su tenedor.

 

 

 

Gitana, que tú serás

 

lo mismo que una coneja,

 

que no para de criar

 

desde enero a Nochebuena.

 

No te puedes figurar

 

lo tranquilo que me dejas.

 

Parodia de "Angelitos negros" de Antonio Machín

Angelitos negros

Pintor parido en la sierra,

 

pero de padre extranjero,

 

pintor que pinta estrellando,

 

sobre un lienzo cuatro huevos.

 

 

 

Aunque una casa sea blanca,

 

tu me la pintas de negro

 

y después de ver tus cuadros,

 

hay que llamar a un loquero.

 

 

 

Pintor no pintes por favor

 

¿porque si pintas un melón,

 

le pones dos orejas

 

y dices que soy yo?

 

 

 

Pintor de cuadros de alcoba,

 

si tienes alma en el cuerpo,

 

porqué pintaste a mi Lola

 

con un ojo en el pescuezo.

 

 

 

Siempre pintaron iglesias

 

poniendo angelitos bellos,

 

y ahora tu pintas dos niños

 

y te salen dos camellos.

 

 

 

Siempre que pintes iglesias,

 

pinta solo la veleta,

 

que esa aguanta tu pintura,

 

porqué está majareta.

 

Parodia  del tema "En tierra extraña" de Concha Piquer

En tierra extraña

Voy a contarles a ustedes

 

lo que a mí me ha sucedío,

 

aquello fue el lío más grande

 

que en mi vía me he metío.

 

 

 

Fue en Badajoz, una Nochebuena,

 

que yo preparé una cena

 

pa invitá a dos coreanos.

 

 

 

Y en la reunión, toda de pastores,

 

con bellotas y alfajores,

 

y allí reventamos tos.

 

 

 

Fue en el tiempo de guerra

 

sin desarrollo,

 

y no llevaban agua

 

ni los arroyos.

 

Yo compré de estraperlo una receta

 

y compré en la farmacia

 

un litro de alcohol.

 

¡Vaya un alcohol! ¡Que ardimos tos!.

 

 

 

El vino que fabricamos

 

bebimos en tierra extremeña,

 

y vi a los dos coreanos

 

dando trompazos... contra una peña.

 

 

 

Allí no brindaba nadie,

 

y fue el fin de aquella cena,

 

la Nochebuena más mala

 

que soñar pudo un español.

 

 

 

Más de pronto se escuchó

 

una burra rebuznar.

 

Quietos todos, dije yo

 

que la vamos a ordeñar,

 

pa guisarla tiempo habrá.

 

 

 

Llegó la alegría,

 

la burra gritaba,

 

y todos bebían,

 

yo sólo ordeñaba.

 

 

 

Y oyendo el rebuzno,

 

y allá en la montaña,

 

vinieron to los burros

 

y gitanos de España.

 

Parodia del tema "Madrecita" de Antonio Machín

Madrecita

Suegrecita del asma querida,

 

en mi pecho no tengo una flor;

 

es que saben que vives conmigo

 

y me han puesto la cruz del valor.

 

 

 

Mi ruina eres tú, suegrecita.

 

En mi vida tú has sido y serás

 

la culpable de todas mis penas

 

y del piso que está sin pagar.

 

 

 

Dos jamones yo tuve en mi vida

 

que un tendero me quiso fiar.

 

Te comiste los dos, suegra mía,

 

y ni el hueso nos dejas chupar.

 

 

 

Suegrecita del hambre canina,

 

en mi pecho yo tengo la tos,

 

y es que tengo media pulmonía

 

porque no hay un cristá en el balcón.

 

 

 

Y aunque tienes dos niñas mocitas,

 

yo no creo que las puedas casar.

 

Aprovéchate bien, suegrecita,

 

que otro tonto no habrás de encontrar.

 

 

 

Suegrecita del asma querida,

 

si en el techo ves otro jamón,

 

no lo trinques también, suegra mía,

 

que es tu yerno que al fin se colgó.

 

Parodia del tema "Como a nadie te he querido" de Concha Piquer

Y sin embargo te quiero

Parodia del tema "Navidad" de Antonio Machín

Navidad

Campanitas que vais repicando,

 

Navidad vais alegre cantando,

 

y a mí llegan los dulces recuerdos

 

del hogar bendito,

 

donde me crié.

 

 

 

Y aquella viejita

 

que tanto adore,

 

mi madre del alma

 

que no olvidare.

 

 

 

Navidad que con dulce cantar

 

te celebran las almas que saben amar.

 

Oh, que triste es andar en la vida

 

por senda perdida lejos del hogar.

 

Sin oír una voz cariñosa

 

que diga amorosa:

 

"llego Navidad"

 

 

 

Campanitas que vais repicando

 

Navidad vais alegre cantando,

 

y a mi llegan los dulces recuerdos

 

del hogar bendito donde me crié.

 

 

 

Y aquella viejita que tanto adore,

 

mi madre del alma que no olvidare.

 

 

 

Navidad que con dulce cantar

 

te celebran las almas

 

que saben amar.

 

Oh que triste es andar en la vida

 

por senda perdida lejos del hogar.

 

sin oír una voz cariñosa

 

que diga amorosa:

 

"llegó Navidad".

 

 

 

Campanitas que vais repicando

 

Navidad vais alegre cantando

 

y a mí llegan los dulces recuerdos

 

del hogar bendito donde me crié.

 

¡Navidad!....¡Navidad!

 

Campanitas que vais repicando,

 

Navidad vais alegre cantando,

 

y ya llegan los dulces de coco

 

y el turrón de almendras,

 

que habrá que roer.

 

 

 

Y aquella gallina

 

que a plazos compré,

 

tó el mundo en la mesa

 

dispuesto a comer.

 

 

 

Navidad que con pavo y champán

 

te celebra la gente aunque no coma más.

 

Oh, que alegre es pasarse to el año

 

esperando esta noche para reventar.

 

Y escuchar una voz fatigosa

 

que dice quejosa:

 

"¡Ya no puedo más!"

 

 

 

No puedo más...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y aquella viejita que tanto adoré,

 

se ha puesto hasta bizca de tanto comer.

 

 

 

Navidad que con tanto cantar

 

ya nos duele hasta el alma

 

y no puedes ni hablar.

 

Y que guasa es andar por las calle

 

pisando los charcos por la madrugá,

 

y escuchando una voz estropajosa

 

que dice quejosa:

 

"Esta noche es Nochebuena

 

y mañana Navidad;

 

prepara el amoniaco

 

que ya tengo la tajá".

 

¡Navidad!... ¡Qué tajá!...

 

Parodia del tema "Pobrecito mi patrón" de Facundo Cabral

Pobrecito mi patrón

El diablo fue al mar,

 

a escribir la historia del mundo,

 

pero no había agua,

 

Dios la había bebido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Juan Comodoro buscando agua

 

encontró petróleo,

 

pero se murió de sed.

 

 

 

Yo no se quien va mas lejos,

 

la montaña o el cangrejo...

 

Pobrecito mi patrón

 

piensa que el pobre soy yo.

 

 

 

Quien sabe si el apoyarse,

 

es mejor que el deslizarse...

 

Pobrecito mi patrón

 

piensa que el pobre soy yo.

 

 

 

Mas que el oro es la pobreza,

 

lo mas caro en la existencia...

 

Pobrecito mi patrón

 

piensa que el pobre soy yo.

 

 

 

Solamente lo barato,

 

se compra con el dinero...

 

Pobrecito mi patrón

 

piensa que el pobre soy yo.

 

 

 

Lo importante no es el precio

 

sino el valor de las cosas...

 

Pobrecito mi patrón

 

piensa que el pobre soy yo.

 

 

 

Dominar es su manera

 

y así nadie se libera...

 

Pobrecito mi patrón

 

piensa que el pobre soy yo.

 

 

 

Que me importa ganar diez,

 

si se contar hasta seis...

 

Pobrecito mi patrón

 

piensa que el pobre soy yo.

 

Larará... larará... larará...

 

Nene, nene... mi papá, mi papá se ha

 

disgustao porque trabaja en televisión[.]

 

Un español fue a televisión

 

para presentar un programa,

 

pero no había sitio,

 

por eso mi papá está enfadao,

 

se lo habían dao a un argentino.

 

 

 

Los moros buscando agua

 

encontraron petróleo,

 

por eso se alumbran con un quinqué.

 

 

 

Yo me comí en Marmolejos

 

cuatro kilos de cangrejo...

 

Pobrecito mi patrón,

 

que sólo come jamón.

 

 

 

Quién sabe si el apoyarse

 

es mejor p´a no matarse...

 

Pobrecito mi patrón,

 

piensa comprarse un bastón.

 

 

 

Más que el gorro es la cabeza,

 

lo más caro en la langosta...

 

Pobrecito mi patrón,

 

que se baña en Benidorm.

 

 

 

Solamente lo barato

 

es no comprarse zapatos...

 

Pobrecito mi patrón,

 

que los gasta de charol.

 

 

 

Dominar es la manera,

 

aunque sea con el seis doble.

 

Pobrecito mi patrón,

 

que mal juega al dominó.

 

 

 

Lo importante no es el preso,

 

sino el guardia que lo encierra.

 

Pobrecito mi patrón,

 

piensa que el preso soy yo.

 

 

 

¿Qué me importa ganar treinta

 

si mi patrón no revienta?

 

Pobrecito mi patrón

 

dicen que ya reventó.

 

Larará... larará... larará...

 

Larará la la larala...

 

Parodia de 1973

Tientos del tablón

Todo aquél que se emborracha

 

y dice que es "pa olviar",

 

será pa to lo que sea,

 

pe...pero le gusta privar.

 

 

 

Ay, lerele, ay, leré leré, lele rele,

 

ay, leré leré.

 

 

 

La mujer que fuma en pipa

 

y se harta de beber,

 

yo no digo que sea mala,

 

pe...pero muy buena no es.

 

 

 

Ay, lerele, ay, leré leré, lele rele,

 

ay, leré leré.

 

 

 

Si te gustan las mujeres

 

porque se saben pintar,

 

compra una entrada del circo,

 

que...que hay payasos de verdad.

 

 

 

Ay, lerele, ay, leré leré, lele rele,

 

ay, leré leré.

 

 

 

Hay maridos que presumen

 

que en su casa mandan más,

 

y cuando llegan a ella,

 

se...se ponen un delantal.

 

 

 

Ay, lerele, ay, leré leré, lele rele,

 

ay, leré leré.

 

 

 

Ganas, tengo ganas,

 

ganas, tengo ganas,

 

de meterte en un barril

 

de aceitunas sevillanas,

 

de meterte en un barril

 

y mandarte a Dos Hermanas.

 

 

 

 

Pintor nacido en mi tierra,

 

con el pincel extranjero,

 

pintor que sigues el rumbo,

 

de tantos pintores viejos.

 

 

 

Aunque la virgen sea blanca,

 

píntame angelitos negros,

 

que también se van al cielo

 

, todos los negritos buenos.

 

 

 

Pintor si pintas con amor,

 

¿porqué desprecias su color,

 

si sabes que en el cielo,

 

también los quiere dios?

 

 

 

Pintor de santos de alcoba,

 

si tienes alma en el cuerpo,

 

¿porqué al pintar en tus cuadros,

 

te olvidaste de los negros?

 

 

 

Siempre que pintas iglesias,

 

pintas angelitos bellos,

 

pero nunca te acordaste,

 

de pintar un ángel negro.

 

Voy a contarles a ustedes

 

lo que a mi me ha sucedido

 

es la emoción más profunda

 

que en mi vida yo he sentido.

 

 

 

Fue en Nueva York, en la Nochebuena

 

que yo preparé una cena

 

pa invitar a mis paisanos.

 

 

 

Y en la reunión, toda de españoles

 

entre vivas y entre oles

 

por España se brindó.

 

 

 

Pues aunque allí no beben

 

por la ley seca,

 

y solo al que esta enfermo

 

despachan vino.

 

Yo pagué a peso de oro una receta

 

y compré en la farmacia

 

vino español.

 

¡Vino español! ¡Vino español!.

 

 

 

El vino de nuestra tierra

 

bebimos en tierra extraña

 

que bien que sabe ese vino,

 

cuando se bebe... lejos de España.

 

 

 

Por ella brindamos todos

 

y fue el fin de aquella cena,

 

la Nochebuena más buena

 

que soñar pudo un español.

 

 

 

Más de pronto se escuchó

 

un gramófono sonar.

 

Callar todos, dije yo

 

y un pasodoble se oyó

 

que nos hizo suspirar.

 

 

 

Cesó la alegría,

 

ya todos lloraban,

 

ya nadie reía,

 

todos lloraban.

 

 

 

Y oyendo esta música

 

allá en tierra extraña,

 

era nuestro suspiro,

 

suspiros de España.

 

Madrecita del alma querida,

 

en mi pecho yo llevo una flor,

 

no te importe el color que ella tenga,

 

porque al fin tú eres madre, una flor.

 

 

 

Tu cariño es mi bien, madrecita,

 

en mi vida tú has sido y serás,

 

el refugio de todas mis penas,

 

y la cuna de amor y verdad.

 

 

 

Aunque amores yo tenga en la vida,

 

que me llenen de felicidad,

 

como el tuyo jamás, madre mía,

 

como el tuyo no habré de encontrar.

 

 

 

Madrecita del alma querida,

 

en mi pecho yo llevo una flor,

 

no te importe el color que ella tenga,

 

porque al fin tú eres madre, una flor.

 

 

 

Aunque amores yo tenga en la vida,

 

que me llenen de felicidad,

 

como el tuyo jamás, madre mía,

 

como el tuyo no habré de encontrar.

 

 

 

Madrecita del alma querida,

 

en mi pecho yo llevo una flor,

 

no te importe el color que ella tenga,

 

porque al fin tú eres madre, una flor.

 

Te voy a partir la boca,

 

te voy a partir los ojos,

 

te voy a partir la boca,

 

por lo chismosa que eres.

 

 

 

Por lo chismosa que eres

 

y porque todo lo lías,

 

y es que tu estás como loca,

 

como todas las mujeres.

 

 

 

Ya no te aguanto, Ramona,

 

ya no te aguanto ni un día

 

porque eres una pachona

 

y muerdes con las encías.

 

 

 

Tantas cosas, tantas cosas.

 

Tantas cosas te diría

 

que no sé por cua' empezar.

 

Zorroñosa, trapajosa,

 

puercachona, churretosa,

 

¿cuándo te vas a lavar?

 

 

 

Los puños tienes pelaos

 

y ni un botón cosío,

 

y los cacharros no se han fregao

 

ni en la casa se ha guisao,

 

desde que mandó tu tío,

 

desde que mandó tu tío

 

aquel conejo robao.

 

 

 

De tu madre y de tu tía

 

a mí no me importa nada.

 

De tu madre y de tu tía,

 

porque son dos caraduras.

 

 

 

Porque son dos caraduras,

 

y yo más feliz que nadie,

 

pensando en que cualquier día

 

se mueran de calentura.

 

 

 

Todo lo doy por bien hecho,

 

todo lo doy por perdio,

 

menos aquel saco de afrecho

 

que en cuatro días se han comío.

 

 

 

Con dos losas, con dos losas.

 

Me endiñaste con dos losas

 

y al porrazo me rendí.

 

Y por si era poca cosa

 

me largaste un puñetazo

 

con más fuerza que Urtain.

 

 

 

Los pulsos tuve paraos

 

y hasta un diente yo he perdío,

 

cuando mis labios amorataos

 

dijeron casi cerraos:

 

"Como nadie me ha mordío,

 

como nadie me ha molío,

 

como nadie me ha pegao".

 

Y tuvo que ser tu boca,

 

tuvieron que ser tus ojos

 

y tuvo que ser tu boca,

 

mentirosa de quereres.

 

 

 

Mentirosa de quereres

 

y fue tu marchosería,

 

lo que a mí me volvió loca,

 

lo mismo que a otras mujeres.

 

 

 

Tuvo que ser tu persona,

 

tuvo que ser aquel día,

 

cuando tu boca gachona

 

me dijo que me quería.

 

 

 

Tantas cosas, tantas cosas.

 

Me dijiste tantas cosas

 

que a tu embrujo me rendí.

 

Engañosas, engañosas,

 

todas ellas engañosas,

 

pero yo... me las creí.

 

 

 

Los pulsos tuve paraos

 

y hasta el corazón perdío,

 

cuando tus labios enamoraos

 

dijeron casi cerraos:

 

"Como a nadie te he querío..

 

¡Cómo a nadie te he querío!

 

¡Cómo nadie te querrá!"

 

 

 

De tu engaño y tu falsía,

 

a mí no me importa nada.

 

De tu engaño y tu falsía,

 

que todo fue una locura.

 

 

 

Que todo fue una locura,

 

y fui más feliz que nadie,

 

soñando que me querías

 

con fiebre de calentura.

 

 

 

Todo lo doy por bien hecho,

 

todo lo doy por perdío,

 

Pero me sangra mi pecho,

 

pensando en que me has querío.

 

 

 

Tantas cosas, tantas cosas.

 

Me dijiste tantas cosas

 

que a tu embrujo me rendí.

 

Engañosas, engañosas,

 

todas ellas engañosas,

 

pero yo... me las creí.

 

 

 

Los pulsos tuve paraos

 

y hasta el corazón perdío,

 

cuando tus labios enamoraos

 

dijeron casi cerraos:

 

"Como a nadie te he querío,

 

¡como a nadie te he querío!

 

¡Cómo nadie te querrá!. (BIS)