Emilio el moro
Emilio el moro
Emilio el moro

Exitos de

EMILIO el MORO

 

 

LP 33 rpm

Montilla FM-172

1962

 

Parodia del tema "Torre de arena" de Marifé de Triana

Torre de arena

 

 

Como un lamento del alma mía

 

Son mis suspiros válgame Dios

 

Fieles testigos de la agonía

 

Que va quemando mi corazón

 

 

 

No hay en la noche de mi desventura

 

Una estrellita que venga a alumbrar

 

Esta senda de eterna amargura

 

que triste y ocura no se donde va

 

Esta senda de eterna amargura

 

que triste y oscura no se donde va

 

 

Torre de arena

 

Que mi cariño supo labrar

 

Torre de arena

 

Donde mi vida quise encerrar

 

Noche sin luna

 

Río sin agua flor sin olor

 

Todo es mentira todo es quimera

 

todo es delirio de mi dolor

 

 

 

Noche sin luna

 

Río sin agua flor sin olor

 

Todo es mentira todo es quimera

 

todo es delirio de mi dolor

 

 

 

 

 

Tiri, tiri, tiri, ay… ay ayy... oooo… Olé.

 

Como el sargento Paco García

 

y era la madre de mi mujer,

 

cuando de noche yo me dormía

 

me despertaba a puntapiés.

 

 

 

La nochebuena del quince de mayo

 

por un precipicio yo la vi caer,

 

y entre matas, chumberas y pinchos

 

y en una talega la fui a recoger.

 

 

 

 

 

 

Torre de tierra

 

encima su cuerpo dejé caer,

 

y otra montaña de piedras

 

con yeso, cemento y hasta con cordel

 

no estaba seguro, me la lleve al campo

 

y allí la quemé, pero es lo mismo

 

sueño con ella, de noche me dice:

 

"Ya te veré".

 

 

 

Como castigo que da el infierno

 

yo tengo ahora con mi mujer,

 

porque dice que yo a su madre

 

en un descuido que le empujé.

 

 

 

Y ahora yo no como, ni vivo ni duermo,

 

pensando que ella me va a aborrecer,

 

y maldigo hasta el día en la piscina

 

que nos conocimos y allí me casé.

 

 

 

Otra torre de arena

 

quisiera ponerle a ella también

 

y que reventara igual que las chinches con el DDT,

 

quitarle una media y colgarla del dedo gordo del pie.

 

Todo es mentira, eso no lo hago,

 

al fin de cuentas,

 

ay, ay, ay, ay, ay yayayay, es mi mujer.