Emilio el moro
Emilio el moro
Emilio el moro

EMILIO EL MORO

 

 

LP 33 rpm

 

Discophon S 27014 D.L.: B-18.645/1981

 

Reedición de

 

Discophon 3001 (cassette, 1980)

 

 

 

Parodia del año 1981

La chicharra

Me puse un día

 

a dibujar tu cara

 

me puse un día,

 

y cuando llegué a la boca

 

ya no podía.

 

 

 

Porque tus labios, mira niña,

 

porque tus labios,

 

porque tus labios,

 

necesitan una escoba

 

"pa" rellenarlos.

 

 

 

Al paso de cien burritos

 

las espigas se doblaron,

 

al paso de cien burritos,

 

salió tu madre gritando

 

"desgreñá" y pegando gritos.

 

 

 

Y cantaron a coro

 

siete chicharras

 

mientras gruñía tu madre

 

como una guarra,

 

como una guarra, niña,

 

en el matadero,

 

cuando ve al matarife

 

"vestío" barbero.

 

 

 

Te quiero yo, te quiero yo,

 

más "ca" la "mare",

 

más "ca" la "mare",

 

más "ca" la "mare",

 

más "ca" la "mare"

 

y tres de gambas.

 

Parodia mezcla de varios éxitos de la época:

"guajiras" (niño de Almocaden); "en un potrerito entré" (Pepe Marchena); "Mi mulata" (Juanito Valderrama)

Mis disparates

¡Ay! "mare" del guateque vengo,

 

"mare" del guateque vengo,

 

"mare" del guateque vengo

 

todo lleno de ternura.

 

Pero que de cosas traigo

 

que me tiembla la cintura.

 

 

La camisita que traigo,

 

la camisita que traigo

 

la cojo y la pongo al sol,

 

por ver si con el calor, se marchan

 

estos bichitos,que dolor,

 

de animalitos que pican,

 

ay, que escozor.

 

 

 

 

A mí me gusta por la mañana,

 

después del café "bebío",

 

pasear por esa Habana

 

con el tabaco "encendío"

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Después me siento en mi silla,

 

en mi silla o silletón,

 

Ay, y yo cojo un papelón

 

de esos que llaman diario,

 

y parezco un millonario

 

de esos de la población, bien.

 

 

 

Ay hombre,

 

no me gusta el coco.......

 

Parodia del año 1981

Año 41

Del año 41

 

vamos a conocer el hambre,

 

del año 41.

 

Nos quedamos como alambre

 

y telaraña en el culo,

 

por la gloria de mi "mare".

 

 

 

Están de moda las huelgas

 

las cárceles "atestás".

 

Están de moda las huelgas,

 

los ladrones a protestar,

 

que entran por una puerta

 

y por la otra se van.

 

Parodia del año 1979

El tragón

¡Vamonos "pa" Cádi Emilio!

 

Voy a contarles mi historia,

 

llena de pena y calamidades.

 

En mi casa somos trece,

 

con mi "pare" y con mi "mare",

 

y de once hermanos que somos,

 

el mayor de ellos soy yo.

 

 

 

Mi "pare" sólo gana cincuenta duros

 

para "toa" la semana, y no tenemos

 

ni "pa" pan duro.

 

Mi madre pasa lista "pa" ir a comer,

 

por si faltara alguno y a ver quién es.

 

Si alguno está jugando

 

y no llega a su hora

 

se queda a dos velas y come si sobra.

 

Y yo estaba un día "dormío" roncando,

 

me comí dos pollos pero eran soñando.

 

 

Por eso cuando me dicen

 

que me invitan a comer,

 

me como "to" lo que veo

 

y lo que no veo también.

 

 

 

La historia de mi persona,

 

vaya una historia, señores, ¡Ey!

 

es "pa" escribir una novela,

 

y una novela, y no de amores,

 

porque yo paso más hambre

 

que en un espejo dos caracoles.

 

 

 

 

 

Cuando me fui "pa" la mili

 

me echó mi madre "pa" la merienda

 

una lata de sardinas

 

que le habían "fiao" en la tienda,

 

que el sábado la pagaba,

 

si le alcanzaba el jornal.

 

Yo pasé "to" el camino

 

muerto de hambre, sólo con las sardinas

 

que me compró la pobre mi "mare",

 

y con lo que yo como, fíjese "usté",

 

por poquito me como la "ruea" del tren.

 

 

 

Pero yo llevaba cuarenta pesetas,

 

y me las gasté casi "toíta" en galletas.

 

Un pobre cateto que estaba a mi "lao"

 

se quedó dormío, medio "desmayao".

 

 

 

Por eso cuando me dicen

 

que me invitan a comer,

 

me como "to" lo que veo,

 

y lo que no veo también.

 

 

 

La historia de mi persona,

 

vaya una historia, señores, ¡Ey!

 

es "pa" escribir una novela,

 

una novela, y no de amores,

 

porque yo paso más hambre

 

que los lagartos en los aviones.

 

Parodia  del año 1981

Una alcotrada/Tus falcadas

Un parking box le decía

 

a una zona alquitranada,

 

un parking box le decía:

 

"¿Dónde tienes la alcotrada?

 

Si la tienes escondía

 

vas a "parecé" una sonada.

 

 

 

No me vengas con falcadas,

 

déjame de alquitraciones,

 

no me vengas con falcadas,

 

que tengo tus licitaciones

 

metidas en mi alforjada,

 

y tú no conoces el hambre.

 

Parodia del año 1981

Mi cabra

Tengo una cabra en mi casa

 

en la calle Fuencarral,

 

vive "solita" conmigo

 

y me da leche de más.

 

 

 

Los vecinos se han "quejao"

 

por aquello del olor,

 

pero yo ya me he "acostumbrao"

 

y ahora el que huele, mi alma, soy yo.

 

 

 

"Pa" que la gente no diga

 

dormimos en el patio

 

en el mismo colchón.

 

 

 

Come lo mismo que yo,

 

nunca se queja de "na",

 

de papas con bacalao

 

se pone siempre "morá".

 

 

 

Si se les sabe enseñar

 

las cabras comen de "to",

 

ésta se come los cables

 

que tiene mi televisor.

 

 

 

Al campo la llevé un día

 

y un cabrito la llamó,

 

pegó un salto de alegría

 

y con el rabo,

 

y con el rabo me dijo adiós.

 

 

 

En el campo se quedó

 

y yo ya no la vi más,

 

ahora estoy solo en mi casa

 

y cuando ronco digo: "¡Beeee!".

 

 

 

Porque yo te quiero,

 

porque yo te quiero,

 

porque yo te quiero,

 

ay cabrita mía, ay cabrita mía,

 

qué solo me quedo.

 

Parodia del tema"Un soldado herido" de Niño de la huerta

El pupa

Parodia del año 1981

Honrao/Juerga de un tieso

Yo tengo preso un hermano

 

en la cárcel de Bollullos,

 

yo tengo preso un hermano,

 

y lo llevo con orgullo

 

que sea ligero de manos

 

y coja lo que no es suyo.

 

 

 

Anoche estuve de juerga

 

con un "gachó" sin dinero,

 

anoche estuve de juerga,

 

cuando llegó el camarero

 

que venía a cobrar la cuenta

 

el "gachó" estaba en Toledo

 

Parodia del año 1981

Un piso alquilao

Vamos allá Filix... que es la última.

 

¡Ay!, ¡Ay!, y no me quejo,

 

¡Ay!, y si no hay... te quejas, olé.

 

 

 

Hace días que salió

 

un pobrecito gitano,

 

harto de pasar fatigas

 

se subía a un aeroplano.

 

 

 

Y fue y le dijo al piloto:

 

"Tira "pal" Cielo, paisano,

 

que en Sevilla no doy golpe

 

ya va "pa" seis veranos".

 

 

 

Llegó a la puerta del Cielo

 

y en la que San Pedro estaba,

 

en un diario leyendo

 

lo que en Sevilla pasaba.

 

 

 

De sacar algún provecho

 

vio el gitano la ocasión,

 

y en un descuido del santo,

 

las llaves le agarró.

 

 

 

Se metió Cielo adelante,

 

Jesús, la que se armó,

 

con las llaves en la mano

 

de esta manera cantó,

 

viendo que allí se aburría

 

y hasta el mismísimo Dios:

 

 

 

"Tó el que me quiera seguir,

 

que me lo diga "enseguía",

 

pues las llaves traigo aquí,

 

las llaves de la alegría,

 

venirse detrás de mí".

 

 

 

"Pa" mi España de mi "vía", sí, señor,

 

que allí hay un vino

 

que quita las "tapaeras" del "sentío",

 

y... ¡Vamos a cantá!.

 

 

 

Tras del gitano se fueron

 

hombres, niños y mujeres,

 

y en el Cielo se "quearon"

 

Dios, el suelo y las "paeres".

 

 

 

San Pedro estaba "asustao",

 

viéndose sin compañía,

 

echó de menos las llaves

 

y dejó la portería.

 

 

 

Se acopló a la comitiva

 

que "pa" Sevilla marchaba,

 

y del brazo del gitano

 

entró San Pedro en Triana, míra tú.

 

 

 

Entre chatos y alegrías

 

"toa" Sevilla recorrió,

 

y en una noche de juerga

 

y este parte recibió:

 

 

 

"Rrrrrrrrr..." (el teléfono).

 

"Hola, habla Pedrito,

 

¿cómo estás, mi alma?

 

¿Cómo?... No digas tonterías,

 

que estáis "equivocaos"

 

La gracia sin discutir

 

está en Sevilla, "pasmao",

 

y ya tengo para ti

 

y hasta un piso ya alquilao".

 

emilio el moro letras
emilio el moro letra
emilio el moro letra

A mí se me dan los ligues

 

en cine y cafeterías.

 

La otra noche ligué a una,

 

qué buena facha tenía.

 

 

 

Cuando le cogí la mano

 

la tenía llena de callos,

 

y más pelos en las patas

 

que la cola de un caballo.

 

 

 

Esto que me pasa, es por "tontajo",

 

porque presumo de buen criterio.

 

Esto que me pasa, es por "tontajo",

 

porque presumo de buen criterio.

 

 

 

Ella me dijo: "Cariño",

 

y yo me olí la "tostá".

 

Era un "gachó" "disfrazao"

 

con la cara "mu" "pintá"

 

 

 

Una vez que estaba puesto

 

y que me metí en el ajo,

 

a mí me daba lo mismo

 

que me cogiera... el mechero.

 

 

 

Esto que me pasa, es por "tontajo",

 

porque presumo de buen criterio.

 

Esto que me pasa, es por "tontajo",

 

porque presumo de buen criterio.

 

 

 

En una jaula de loros

 

tengo a mi suegra "metía",

 

que la "gachí" no se calla

 

ni despierta ni "dormía".

 

 

 

Por el parque paseando

 

yo la metí en una gruta

 

para ver si se perdía

 

la hija de... la grandeza.

 

 

 

Esto que me pasa, es por "tontajo",

 

porque presumo de buen criterio.

 

Esto que me pasa, es por "tontajo",

 

porque presumo de buen criterio.

 

 

 

Esto que me pasa, es por "tontajo",

 

porque presumo de buen criterio.

 

Esto que me pasa, es por "tontajo",

 

porque presumo de buen criterio.

 

 

 

 

¡Ay! En un potrerito entré

 

me encontré con una aldeana

 

se llamaba Juliana

 

el "apellío", no sé.

 

 

 

Yo mi caballo solté

 

las buenas tardes le di.

 

 

 

¡Ay! me dirijo a ella:

 

"Vengo aquí,

 

vengo buscando unos bueyes"

 

y me respondió mameye:

 

"Usté a quien buuuuuu...

 

usté a quien buuuuu..sca es a mí"

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ven "pá acá",

 

ven "pá acá"

 

cubana bella

 

a tomar el café sabroso.

 

 

 

Hervido en la cafetera,

 

hervido en la cafetera,

 

hecho con agua del pozo.

 

Yo le dije que si era

 

"nacía" de la cabaña.

 

 

 

Yo le dije que si era

 

"nacía" de la cabaña.

 

No señor, de la montaña

 

que a lo lejos se divisa.

 

 

 

No señor, de la montaña

 

que a lo lejos se divisa.

 

donde se ronda la brisa

 

a la flooooor,

 

la floooooor...deeeeeee

 

la flor de laaa rica cañaaa bieeen.

 

¡Ay! Es la mulata un terrón.

 

Es mi mulata un terrón

 

de azúcar canela hecho

 

que arrimándoselo al pecho

 

quita el mal de corazón.

 

 

 

Ella vive con el don

 

ella vive con el don

 

y a ningún hombre maltrata

 

y si le llaman ingrata

 

es mas dulce que la uva

 

del azúcar que hay en Cuba

 

es la mejor la mulata.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Ay! Contigo me caso Indiana

 

si se muere tu papa

 

"diseselo" a tu mama

 

hermosísima cubana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tengo una casa en La Habana

 

destinada para ti

 

y con el techo de marfil

 

el piso de plata forma

 

para ti blanca paloma

 

tengo yo la flor de lis.

 

 

 

Junto al palmar de bohío

 

yo tengo un "bujío"...

Félix, a mi mujer y a mis niños.

 

Y a los tuyos. (Gracias, Emilio.)

 

¡Ay!, ¡Ay!, olé.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No quiero por la mañana

 

tomarme el café "bebío",

 

me gusta con ensaimada,

 

que son el delirio mío.

 

Y comprarme un papelón

 

lleno de "pescao" frito,

 

ay, con un bollo de Alcalá

 

y un duro de rabanitos,

 

con un bollo de Alcalá

 

y un duro de rabanitos

 

con sal.

 

 

 

Luego me siento en mi silla,

 

una que tengo de enea, ¡Ay!

 

o en una butaca rota

 

que es la herencia de mi abuela

 

o en una butaca rota

 

que es la herencia de,¡Ay!,

 

que es la herencia de mi abuela

 

bien.

 

 

 

Vente conmigo, mulata,

 

(vamos, si quieres)

 

vente conmigo mulata,

 

y tomarás el café sabroso.

 

 

 

De una cafetera vieja

 

que me dio mi primo Alfonso,

 

de una cafetera vieja

 

que me dio,

 

que me volvió a dar

 

mi primo Alfonso, bien.

 

 

 

Yo no me caso contigo,

 

(ni hablar),

 

yo no me caso contigo,

 

aunque te quiero y te alabo

 

porque tienes la nariz,

 

vida mía, qué asco,

 

como el grifo de un lavabo,

 

mal.

 

 

 

Ay, tengo una casa en el pueblo

 

destinada para ti,

 

aunque está llena de chinches,

 

pero eso lo arregla el Flit,

 

y aunque está llena de chinches

 

todo eso lo arregla el Flit.

 

emilio el moro letras
emilio el moro letras
emilio el moro letra

Y yo he "sentío"

 

una voz dolorosa

 

allá por tierra africana.

 

 

 

Y yo he "sentío"

 

una voz dolorosa

 

allá por tierra africana.

 

 

 

Cayó un soldado en el suelo diciendo:

 

"Papá y mamá

 

yo en ésta tierra me muero".

 

Cayó un soldado en el suelo diciendo:

 

"Papá y mamá

 

yo en ésta tierra me muero".

 

 

 

Soldado en Melilla

 

herido en el suelo el pobre cayó,

 

porque al ruido del cañón

 

la retirada no la oyó.

 

 

 

Y el como pudo, arrastrando y de rodillas

 

derramando la sangre en el suelo,

 

detrás de la trinchera se metió.

 

 

 

Y el decía a los compañeros

 

con penas muy grandes:

 

"No dejadme solo aquí,

 

que yo no lo siento por mí

 

sólo por mis hermanitos

 

que se quedan huerfanitos

 

y no tienen los pobres en el mundo

 

mas que a mí.

 

Ten piedad de este pobre

 

que te habla, militar".

 

Y yo he "sentío"

 

una voz muy gangosa

 

allá por tierra murciana.

 

 

 

Y yo he "sentío"

 

y una voz mu gangosa

 

allá por tierra murciana.

 

 

 

Cayó un manchego en el suelo diciendo:

 

"Papá y mamá,

 

yo en esta tierra me muero.

 

Soy albañil, trabajo no tengo,

 

papa y mamá,

 

yo en esta tierra me muero".

 

 

 

Se fue a Sevilla

 

y un amigo tan bueno allí lo colocó,

 

pero vinieron las huelgas,

 

pero vinieron las huelgas

 

y se fue "pa" Badajoz.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y él decía a los piquetes

 

con penas muy grandes:

 

"Yo soy peón de albañil

 

y hace tanto que no como,

 

que un ladrillo me comí".

 

 

 

Se colocó de portero

 

en una casa en Madrid,

 

pero la casa era vieja,

 

pero la casa era vieja

 

y tuvo que huir.

 

 

 

Por fin se fue a Barcelona,

 

entró en el muelle a trabajar,

 

y los barcos no atracaban,

 

y los barcos no atracaban

 

porque se secó la mar.

 

emilio el moro letra

Parodia del año 1981

Las cosas que a mi me pasan

emilio el moro letra